Finanzas

El Levante almeriense también se levanta contra los bajos precios

  • Cuevas del Almanzora es escenario de una nueva acción reivindicativa en el campo, donde Asaja y varias empresas de la zona han regalado tomate, lechuga, calabacín y col a los vecinos en señal de protesta

  • La misma situación que hace ahora un año

Entrega gratuita de productos en el Levante en señal de protesta por los bajos precios. Entrega gratuita de productos en el Levante en señal de protesta por los bajos precios.

Entrega gratuita de productos en el Levante en señal de protesta por los bajos precios. / (Cuevas del Almanzora)

Los bajos precios que perciben los agricultores sigue siendo el principal problema de un campo almeriense que continúa con su imparable agenda de actos reivindicativos para revertir esta situación. Después de la destrucción de producto en los últimos diez días en Níjar, el Poniente y la capital, ahora la movilización se extiende a la comarca del Levante.

En esta ocasión ha sido el municipio de Cuevas del Almanzora el que ha acogido un reparto de hortalizas entre los vecinos promovido por la organización agraria Asaja y las empresas de esta zona: Tomasol, Agrícola Navarro de Haro, Frutas Candil y La Granja Puerto Blanco.

Cientos de vecinos, entre los que ha estado el propio alcalde, Antonio Fernández, en muestra de solidaridad con sus agricultores y empresas, han participado de esta acción y han recogido los productos obsequiados, que principalmente han sido: calabacines, coles, tomates como protesta por la actual situación.

Antonio Navarro y Pascual Soler. Antonio Navarro y Pascual Soler.

Antonio Navarro y Pascual Soler. / (Cuevas del Almanzora)

El presidente de Asaja Almería, Antonio Navarro, ha mostrado el hartazgo por esta situación. “Os puedo decir que el problema que tienen aquí en el Levante es el mismo que en toda la provincia de Almería, como Níjar y el Poniente, vendiendo el calabacín por ejemplo a 17 céntimos el kilo, el tomate a 18, la lechuga a menos de diez céntimos la pieza y la coliflor similar”, explica el presidente, quien exige que “el Gobierno haga sus deberes y mire los cupos establecidos con Europa de Marruecos. Hay que parar esto de una vez por todas. Los agricultores de esta zona nos están trasladando hoy aquí que su problemática también es la de los precios. Es un mal de décadas y pasan los años y no hay forma de arreglarlo. Por eso pedimos a las administraciones que hagan su trabajo, que la Junta controle el reetiquetado desleal y al propio Gobierno central que controle los puertos y sea el interlocutor con Europa para frenar esta sangría”.

Por su parte, Pascual Soler, presidente de la empresa Tomasol y delegado de la organización en la zona, llama a la puerta de Europa, a quien pide “una retirada para regular los mercados, pero debe ser de forma masiva y venga de la propia Unión Europea, que cuente con presupuesto para eso y que no la hagan las empresas”.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios