Finanzas

Preocupa la escasez de agua en el Bajo Andarax que se prepara para una semana de cortes este mes

  • El presidente de FERAL visita las instalaciones de CGUAL para analizar la actual situación y proponen medidas para paliarla

El presidente de FERAL, José Antonio Fernández Maldonado, se ha reunido con el presidente de CGUAL, José Antonio Pérez Sánchez. El presidente de FERAL, José Antonio Fernández Maldonado, se ha reunido con el presidente de CGUAL, José Antonio Pérez Sánchez.

El presidente de FERAL, José Antonio Fernández Maldonado, se ha reunido con el presidente de CGUAL, José Antonio Pérez Sánchez.

El presidente de la Federación de Regantes de Almería FERAL, José Antonio Fernández Maldonado, se ha reunido con el presidente de CGUAL, la Comunidad General de Usuarios de la EDAR de Almería, José Antonio Pérez Sánchez, ante los cortes temporales de suministro a los regantes que tendrán lugar este mes de septiembre.

José Antonio Pérez Sánchez ha indicado al presidente de FERAL que “efectivamente, durante ocho días del mes de septiembre se van a realizar cortes temporales de agua para garantizar que haya agua suficiente para todos los regantes. Si como esperamos la situación evoluciona favorablemente, podríamos reducir el número de días de corte inicialmente previsto”. Por su parte, José Antonio Fernández Maldonado ha señalado que “de momento, la actitud de comprensión y colaboración de los regantes es muy positiva y se empiezan a notar los resultados esperados. Desde la Federación de Regantes de Almería queremos mostrarles todo nuestro apoyo ante esta situación”. 

Situación del agua en el Bajo Andarax

El presidente de CGUAL ha indicado que la situación de la escasez de agua en el Bajo Andarax “es similar a la que tienen otras muchas partes de nuestra provincia, donde la escasa disponibilidad de agua es una situación preocupante. En lo que al Bajo Andarax se refiere, la escasez de agua es un problema endémico, agravado por la falta de lluvia, la sobreexplotación del acuífero y por el incremento de la demanda para diversos usos”. 

Hay que recordar que en la reunión que la Mesa del Agua mantuvo hace unos meses con la Consejera de Agricultura, Ganadería y Desarrollo Sostenible, Carmen Crespo, CGUAL vaticinaba “que se avecinaba una situación de falta de agua en el Bajo Andarax”, ha señalado José Antonio Pérez Sánchez.

En lo que al agua regenerada de CGUAL se refiere hay que señalar que “si bien las expectativas concesionales eran de algo más de 35.000 metros cúbicos diarios, la realidad es bien distinta y apenas ha sido aprovechable el 42% de dicho volumen. Todo esto nos lleva a dos conclusiones básicas: la primera es el asincronismo entre la oferta y la demanda de agua regenerada, algo común a todos los proyectos de regeneración; y la segunda es la falta de capacidad de acopio del sistema de regeneración, que se puede resolver con la construcción de más embalses, ya sea por parte de CGUAL o por las comunidades que la integran y por los propios regantes. Estas dos circunstancias se resumen con el viejo dicho de “guardar para cuando no haya”, ha señalado Pérez Sánchez.

Éxito en la gestión del agua regenerada

El presidente de CGUAL ha explicado igualmente que “el éxito del agua regenerada en el Bajo Andarax ha sido tal que, aunque se concibió como un recurso complementario de las aguas del acuífero, para la inmensa mayoría de los regantes es el recurso principal y para muchos es el único de que disponen” y ha apuntado que “es posible también que la pandemia por COVID-19 haya influido en los hábitos de consumo de agua domestica de los ciudadanos almeriense que son nuestra fuente de aprovisionamiento, porque obviamente el agua de Almería se utiliza como mínimo dos veces”.

Propuestas para solucionar el problema

Pérez Sánchez ha indicado junto al presidente de FERAL, José Antonio Fernández Maldonado, que “las soluciones pasan por la gobernanza del agua, por control de la demanda y por el incremento de disponibilidad de agua que permita garantizar el suministro a los usuarios y quiero remarcar ‘Usuarios’ porque la escasez de agua no es un problema solo del regadío, sino que afecta a todos”.

Así por ejemplo, en el Bajo Andarax “tendría que constituirse una Junta Central de Usuarios” o en su defecto, CGUAL debería “gestionar aguas del acuífero y contar con agua de la desaladora de Almería, entre otras”. Además, la puesta en marcha de nuevas explotaciones “tendría que supeditarse a la disponibilidad de agua. Tendremos que seguir avanzando en técnicas para el buen uso del agua”.

José Antonio Pérez Sánchez ha hecho referencia también al agua de la desaladora de Almería, y ha explicado que “hay quien opina que la EDAM de Almería está afectando a sus derechos de agua del acuífero y yo creo que los regantes del Bajo Andarax se quejan con razones. No me cabe la menor duda de que pese a que circulan estudios que afirman lo contrario, el sistema extractivo de la EDAM de Almería desde la interface agua dulce/agua marina tiene que afectar necesariamente al acuífero”. “Pero no es solo la EDAM del Almería quien estaría deteriorando el acuífero. Nos consta que hay quienes se está lucrando con el negocio del agua y están propiciando el riego de nuevas zonas de cultivo, carentes de derechos, en detrimento de los derechos del regadío tradicional. En este sentido creo que las autoridades competentes en materia de agua y la Fiscalía Medio Ambiental deberían tomar cartas en el asunto”.

El presidente de CGUAL ha explicado que “creo que empecinarse en reclamar “nuestros derechos”, ya sean éstos reales o no, podemos encontrarnos con que la ciudad de Almería también podría reclamar los suyos, porque no podemos olvidar que Almería, antes de abastecerse de aguas del Poniente Almeriense, lo hacía con aguas del acuífero del Bajo Andarax”. Por otra parte, “como pienso que la captación de agua de la EDAM de Almería va a seguir siendo la que es por mucho tiempo, creo que lo inteligente es unir fuerzas para reclamar que la EDAM aporte  al regadío el agua que toma de los regantes”.

En esta línea de actuación, según ha apuntado José Antonio Pérez Sánchez, CGUAL “hace tiempo que ha solicitado 2,5 millones de metros cúbicos de agua de la EDAM de Almería y creo además, que si fuera necesario, los regantes podremos pagar instalación de un nuevo bastidor de última tecnología para producir agua desalada que hemos solicitado. Sinceramente, creo que con éstas y otras medidas podríamos contribuir a paliar la escasez de agua en el Bajo Andarax”.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios