Finanzas

Sánchez Haro reivindica la inversión en la modernización de regadíos como la política “más efectiva” de desarrollo rural

  • Pone en valor los 66 millones ya convocados en su visita a los regantes de Los Llanos de Dalías, en Almería, y anuncia fondos para aguas regeneradas

El consejero de Agricultura, en el Casino de Dalías El consejero de Agricultura, en el Casino de Dalías

El consejero de Agricultura, en el Casino de Dalías

El consejero de Agricultura, Pesca y Desarrollo Rural, Rodrigo Sánchez Haro, ha reivindicado la inversión en la modernización de regadíos y el uso sostenible del agua como la política “más efectiva” contra el despoblamiento. Así lo ha apuntado durante su visita a la comunidad de regantes Los Llanos de Dalías (Almería), a la que ha puesto como ejemplo de “apuesta continuada” por la generación de riqueza y empleo desde el “máximo aprovechamiento de los recursos hídricos”. Según ha aseverado, “estamos ante una evidencia clara de la incoherencia de que Bruselas plantee la posibilidad de restringir estas ayudas cuando se trata de actuaciones enfocadas al ahorro”.

La propuesta de la Comisión Europea (CE), conocida el pasado 1 de junio, cae, a juicio de Sánchez Haro, en el error de sólo permitir ayudas para nuevos regadíos cuando estén asociados a masas de agua en buen estado. Frente a ello, el consejero ha defendido la mejora de las infraestructuras y elementos de riego, tal y como se lo trasladó la pasada semana al ministro de Agricultura, Pesca y Alimentación, Luis Planas, “donde el recurso esté disponible y se pueda contribuir a mejorar el estado del mismo”. De igual modo, ha abogado por incidir en el camino de la eficiencia energética. “Necesitamos estas inversiones”, ha sentenciado, “para consolidar a los regadíos como motor de una agricultura competitiva, generadora de empleo y adaptada al cambio climático y a la escasez de agua”.

Sánchez Haro ha puesto en valor, en este sentido, el esfuerzo del Gobierno andaluz, que ya ha puesto a disposición del sector más de 66 millones de euros dirigidos a la modernización (36 millones de euros), nuevos regadíos (20 millones de euros), la autoproducción y ahorro energéticos (7,8 millones de euros) y la realización de auditorías energéticas (3,8 millones de euros). Estos incentivos, además, ha anunciado el responsable autonómico, tendrán continuidad este año con una nueva convocatoria de subvenciones que incluirá también líneas específicas para impulsar la utilización de aguas regeneradas, tanto para los sistemas de tratamiento terciario de las aguas depuradas como para las conducciones necesarias para su aprovechamiento.

La comunidad de regantes Los Llanos de Dalías, ha insistido el consejero, es un “fiel reflejo” de la importancia de las inversiones en regadío para desarrollar una agricultura de valor añadido. Con más de 800 hectáreas de hortícolas y frutales, de hecho, va a ejecutar un proyecto que contribuirá, “de manera decisiva”, a mejorar la rentabilidad de las explotaciones a partir de una mayor eficiencia, tanto energética como hídrica. En total, prevé invertir más de cuatro millones de euros, para lo que ha solicitado, como ha concretado Rodrigo Sánchez, una ayuda de más de 3,2 millones de euros que “esperamos tener resuelta en los próximos días para que se puedan acometer las obras este verano”.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios