Finanzas

La economía de Almería caerá entre un 10,7% y un 11,1% en 2020 y crecerá entre un 2,7% y 4,3% este año

  • Unicaja publica el último número del informe trimestral ‘Situación económica y perspectivas de las provincias de Andalucía’, elaborado por Analistas Económicos de Andalucía

Las exportaciones almerienses, uno de los indicadores que ofrece datos positivos Las exportaciones almerienses, uno de los indicadores que ofrece datos positivos

Las exportaciones almerienses, uno de los indicadores que ofrece datos positivos / Diario de Almería

Unicaja Banco ha publicado el número 4 de su informe trimestral ‘Situación económica y perspectivas de las provincias de Andalucía’, elaborado por Analistas Económicos de Andalucía. Según recoge este documento, las estimaciones realizadas por la sociedad de estudios del Grupo Unicaja Banco apuntan a un fuerte retroceso del Producto Interior Bruto (PIB) de las provincias andaluzas para 2020 y a un crecimiento generalizado para 2021.

Este documento se centra en el análisis de la evolución y las perspectivas económicas de cada una de las provincias andaluzas y complementa el informe de previsiones económicas que, con carácter regional, se publicó el pasado 13 de enero.

De acuerdo al documento, la provincia de Almería ha mostrado un descenso interanual de la actividad económica del 5,5% en el tercer trimestre de 2020, según las estimaciones de Analistas Económicos de Andalucía, lo que representa un descenso menos acusado que el estimado para el conjunto de la región andaluza en este periodo. Para el conjunto de 2020, las previsiones apuntan a una caída de la economía provincial que estaría comprendida entre el 11,1% en el escenario menos favorable y el 10,7% en el escenario base (-12,2% y -11,7% en Andalucía, respectivamente), mientras que para 2021 se estima un mejor comportamiento, con un crecimiento de entre el 2,7% y el 4,3% en la provincia y de entre el 4,1% y el 6,7% en la región.

Según la Encuesta de Población Activa, en el tercer trimestre de 2020 el empleo ha disminuido un 4,1%, en términos interanuales, en consonancia con el descenso observado en el ámbito autonómico (-3,7%). Por sectores, la única caída de la ocupación se ha producido en los servicios (-12,2%), aumentando con intensidad en la industria (60,5%) y en la construcción (23,8%), y a un ritmo más moderado en la agricultura (0,5%). El número de parados ha experimentado un crecimiento del 40,9%, el más acusado de la región en este periodo (7,7%), impulsado por un notable avance de la población activa (4,7%), con lo que la tasa de paro se ha incrementado en 6,8 p.p. hasta situarse en el 26,6% (23,8% en Andalucía).

Atendiendo a la afiliación a la Seguridad Social también es posible constatar una reducción del empleo, del 1,8% anual en el promedio del periodo comprendido entre julio y septiembre, aunque ha sido el descenso menos acusado del conjunto regional (-3,1%). En el acumulado enero-noviembre, la cifra de afiliados ha disminuido un 0,8% (-2,5% en Andalucía). Con relación al inicio de la pandemia, la afiliación media ha aumentado entre abril y noviembre un 5,2% (4,5% en la región), constatándose un repunte generalizado en los grandes sectores de actividad, si bien ha sido más intenso en la construcción (19,0%).

Por otra parte, los trabajadores incluidos en ERTE a 30 de noviembre se han situado en 4.544 personas (5,0% del total regional), 868 más que en octubre y 27.732menos que a finales de abril. De estos, 1.964 afiliados (43,2%) se incluían en ERTE por fuerza mayor, lo que representa una reducción del 93,6% y 28.604 afiliados menos en esta situación desde finales de abril y una importante reducción respecto al mes de octubre, si bien hay que tener en cuenta el trasvase de afiliados producido en noviembre desde los ERTE de fuerza mayor a las nuevas situaciones recogidas en el RDL 30/2020.

En cuanto a la demanda interna, la matriculación de vehículos ha mostrado un claro deterioro entre enero y octubre, disminuyendo tanto las matriculaciones de turismos (-35,2%) como las de vehículos de carga (-17,9%) con relación al mismo periodo de 2019 (-33,3% y -22,5% en Andalucía, respectivamente). En cambio, la demanda exterior ha experimentado una evolución favorable, ya que las exportaciones aumentaron entre enero y septiembre un 8,9% interanual en términos reales y un 2,5% en términos monetarios, frente a la contracción que se ha registrado en ambos casos en el conjunto regional (-5,1% y -14,5%, respectivamente). Este incremento se ha debido al mayor importe de las ventas al exterior de alimentos (5,3%).

Las disoluciones de empresas se incrementaron un 32,4% entre enero y septiembre

La actividad inmobiliaria ha presentado signos de ralentización entre enero y septiembre, tras registrarse un descenso del número de compraventas de viviendas del 14,2% en términos interanuales (-20,1% en Andalucía), como consecuencia del retroceso de las operaciones tanto de vivienda nueva (22,4%) como usada (14,3%). No obstante, las hipotecas sobre viviendas aumentaron hasta septiembre en número(0,8%) y en importe (75,2%), en contraste con el retroceso observado en el conjunto regional (-7,2% y -0,1%, respectivamente). El valor tasado de la vivienda libre en la provincia se ha situado en 1.091,4 euros/m2 en el tercer trimestre de 2020, recogiendo una reducción del 2,2% con relación al mismo periodo del año anterior (-1,4% en Andalucía).

En lo que concierne al sector turístico, su evolución en la provincia ha estado condicionada por los efectos de la pandemia. Así, la información referida al intervalojulio-octubre permite apreciar un acusado descenso de la demanda hotelera, con una caída interanual del 55,9% en el caso de los viajeros alojados en establecimientos hoteleros y del 65,5% en las pernoctaciones. Este descenso ha sido más intenso entre los turistas extranjeros, donde el retroceso de la demanda alcanzado el 81,6% en viajeros y el 89,4% en pernoctaciones, si bien la demanda nacional ha registrado los mayores descensos del ámbito regional, con caídas del 48,2% y 55,4%, respectivamente.

En el ámbito empresarial, la cifra de sociedades creadas se ha situado en 845 entre enero y septiembre, un 18,6% menos que en el mismo periodo del año anterior, descenso similar al registrado en la región en este periodo (-17,8%), si bien la capitalización suscrita por estas nuevas entidades se ha cuadruplicado en este periodo hasta alcanzar los 84,3 millones de euros, frente a la reducción que se ha producido en el ámbito regional (-2,3%). Asimismo, las disoluciones se incrementaron un 32,4% entre enero y septiembre, lo que se ha reflejado en un importante repunte del índicede rotación de sociedades (cociente entre disueltas y creadas) de 11,2 p.p. hasta situarse en el 29,0% (0,7 p.p. hasta el 21,4% en Andalucía).

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios