Finanzas

Las aguas regeneradas vuelven a Cuatro Vegas después de un año

  • El presidente de la comunidad mayoritaria del Bajo Andarax, José Antonio Pérez, anuncia que ya hay informe favorable de Medio Ambiente

El pasado 11 de agosto de 2017 comenzaba a llegar el agua desalada para los regantes del Bajo Andarax. El pasado 11 de agosto de 2017 comenzaba a llegar el agua desalada para los regantes del Bajo Andarax.

El pasado 11 de agosto de 2017 comenzaba a llegar el agua desalada para los regantes del Bajo Andarax. / diario de almería

La comunidad de regantes Cuatro Vegas, que representa a más del 60% de la zona del Bajo Andarax, vivió un 2017 convulso con el corte de agua ordenado por la Consejería de Medio Ambiente. Cabe recordar que el 3 de marzo del pasado año, la Dirección General de Planificación y Gestión del Dominio Público Hidráulico, dictó una resolución por la que denegaba la autorización provisional solicitada con fecha 21 de septiembre de 2015 y reiterada el 7 de febrero de 2017 por la Comunidad General de Usuarios de las Aguas Depuradas de la EDAR de Almería (CGUAL), a la que además prohibió el uso de las aguas de dicha EDAR hasta que la misma obtuviese la correspondiente concesión de agua que ampare el uso de la misma.

Han sido muchos los meses de dificultad con la prohibición de Medio Ambiente y una solicitud de una cautelar por parte de Cuatro Vegas ante el Juzgado de lo Contencioso para que deje en suspenso esa prohibición. Mientras tanto, la comunidad ha estado trabajando en un nuevo expediente concesional del que ya se sabe que ha obtenido el informe favorable desde Medio Ambiente, por lo que este culebrón que ha tenido en vilo a cientos de regantes, y lo que es peor, que les ha obligado a reprogramar a la baja sus cultivos llegando a consumir esta última campaña la mitad de agua que la anterior (de 7,5 millones de metros cúbicos a 3,75), llega a su fin. "Entiendo que las expectativas en recuperar el uso del agua regenerada son casi inmediatas. De hecho, podía haber sido una realidad desde fin de año, pero el rosario de alegaciones por parte de Coexphal y algunas comercializadoras ha ralentizado el proceso", explica José Antonio Pérez, quien adelanta en que confía que este mismo mes de julio vuelva el agua regenerada a sus instalaciones para regar los campos de la vega almeriense. Eso sí, primero hay que hacer pruebas con agua desalada de las inversiones que se han traducido en diversas mejoras para la captación en el Bobar, en concreto en el depósito de Costa Cabana y de filtrado para garantizar totalmente la calidad del agua. En este último caso, se trata de una actuación que no era exigida por parte de la Junta de Andalucía para retomar el suministro y que ha sido acometida a pulmón por la propia comunidad, con un montante que roza los 800.000 euros. Se trata de un sistema de filtrado a 20 micras, cuyo objetivo es mejorar el recurso aún más si cabe.

"Es una inversión física y de carácter microbiológico, que impide que organismos con mayor tamaño de estas 20 micras no se filtren, como por ejemplo son los huevos de nemátodo", comenta Pérez sobre una actuación que se aprobó en la asamblea general de la comunidad del 30 de junio de 2017 y que ya está operativa, al igual que la contratación de un servicio técnico de asistencia externa de la firma Aquatec, del grupo Suez, que ya colabora con la comunidad y que esperan pueda estar trabajando este mes de julio que hoy arranca con agua regenerada.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios