Finanzas
  • El 18 de septiembre se somete a votación en asamblea la construcción de la que sería la Balsa 8, que acabaría con los problemas en otoño

Los socios de la CUCN tienen en la mano doblar su capacidad de embalse

El presidente de la CUCN muestra la que sería la balsa 8, en proyecto, para conseguir acopiar 1 hectómetro cúbico extra. El presidente de la CUCN muestra la que sería la balsa 8, en proyecto, para conseguir acopiar 1 hectómetro cúbico extra.

El presidente de la CUCN muestra la que sería la balsa 8, en proyecto, para conseguir acopiar 1 hectómetro cúbico extra.

Rafael González (Níjar)

La Asamblea General Ordinaria de la Comunidad de Usuarios de Aguas de Níjar (CUCN) y que se corresponde con la segunda parte de la celebrada el pasado 26 de junio, cuando se desarrollaron las elecciones a la presidencia de la institución y donde los comuneros volvieron a depositar su confianza en Antonio López, el próximo sábado día 18 de septiembre se somete a votación un punto dentro del orden del día no menos importante. Se trata de la aprobación, si procede, de la denominada balsa número 8.Esta infraestructura sería la de mayor envergadura de la comunidad para embalsar. En concreto, su capacidad ascendería a un hectómetro cúbico y, por tanto, la Comarca de Níjar y su campo está ante la posibilidad de casi doblar sus reservas de agua, ya que en la actualidad cuenta con 1,3 Hm3.

Las gestiones en los últimos meses, mucho antes de que comenzara la campaña electoral por parte del presidente, Antonio López, han tenido a esta infraestructura como uno de los pilares fundamentales. Prueba de ello es que la CUCN ha conseguido una subvención del 80% sobre el total del proyecto, que asciende a algo más de seis millones de euros. Sin duda, una inyección económica muy importante que permitirá a los regantes “afrontar cualquier posible avería de 8 o diez días en toda la Comarca de Níjar de la desaladora y que en los próximos otoños no falte agua para nadie en Níjar”, explica López sobre una infraestructura que califica de. “Absolutamente fundamental”.

Esquema actual de los embalses de los que dispone la CUCN en propiedad junto con Acuamed, y la que sería la 8. Esquema actual de los embalses de los que dispone la CUCN en propiedad junto con Acuamed, y la que sería la 8.

Esquema actual de los embalses de los que dispone la CUCN en propiedad junto con Acuamed, y la que sería la 8.

En este último sentido, han sido muchos los agricultores que han visto como por, varios motivos: caso del cambio climático y la falta de precipitaciones, aumento del consumo urbano en gran medida por el turismo y la alta demanda de esta época para un cultivo que tiene mucha sed recién plantado, han dado lugar a que en los últimos años haya habido problemas de abastecimiento especialmente en los meses de septiembre y octubre.

“Necesitamos embalses. Esta balsa ocho es esencial para el presente, y a buen seguro que con el paso de los años habrá que hacer más”, subraya tajante el presidente, quien llevará a la asamblea el día 18 dentro del orden del día la aprobación de esta balsa para que sean los comuneros quienes decidan sobre su futuro.En la última visita presidente de Seiasa (Sociedad Mercantil Estatal de Infraestructuras Agrarias, dependiente del Ministerio de Ministerio de Agricultura, Pesca y Alimentación), Francisco Rodríguez Mulero, el mes pasado para analizar las posibles obras de modernización y otras nuevas infraestructuras necesarias, se quedó perfilado el proyecto de la Balsa 8 que, días después se hacía con la aprobación del Ministerio para la Transición Ecológica del Gobierno de España.

“Actualmente, con las de Acuamed y las nuestras, de manera conjunta, la capacidad de embalse es de 1,3 hm3; y con esto se sumaría uno más, eliminándose problemas para muchos años. Por tanto, con esta obra se duplica la reserva”, insiste López.

En otro orden de cosas, la CUCN explicará a través de otro punto dentro del orden del día los pasos que está siguiendo la comunidad desde hace meses para pasar de convenio a concesión la relación que tiene actualmente la comunidad con la Desaladora de Carboneras, cuya unión es para un periodo de cincuenta años. Eso sí, dicho cambio responde a un trámite burocrático muy importante para el presente y el futuro, algo que quiere explicar detalladamente Antonio López a los comuneros para que sepan el motivo y la importancia de conseguir este cambio que se puede considerar solo nominativo. “Nuestro convenio actual continúa en vigor. De hecho, le quedan cuarenta años por delante”, aclara López, quien subraya que “ningún agricultor de la comunidad se quedará sin concesión de aguas”. Así, todos los comuneros de la CUCN, independientemente de cuando entraran a formar parte de la comunidad, desde los primeros a los últimos, que ingresaron en 2018, “cuentan todos con los mismos derechos”. Un mensaje de tranquilidad y seguridad para los agricultores nijareños de la comunidad. Así, el cambio de convenio a concesión que persigue la CUCN es muy importante para las futuras subvenciones europeas. Actualmente, todos cuentan con estos derechos a través del convenio con la Desaladora de Carboneras, pero esta relación quedará reforzada con la concesión definitiva, ya que la figura del convenio, que en España es habitual, en Europa no lo es tanto, y así se disipa cualquier duda de cara a los próximos años.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios