DIARIO DE ALMERÍA En la batalla del coronavirus: mantenemos nuestra cita en los quioscos con despliegue informativo sobre la pandemia

Coronavirus Almería El caprino da salida a su producción con una acción solidaria

  • El cierre de la hostelería ‘anula’ la venta de carne y el precio de la leche de cabra se devalúa l Cabrandalucía emprende una campaña para donar productos a colectivos desfavorecidos

Granja intensiva de cabras para leche de Hermanos García Cervilla Granja intensiva de cabras para leche de Hermanos García Cervilla

Granja intensiva de cabras para leche de Hermanos García Cervilla / Javier Alonso (Almería)

La ganadería de caprino es un sector esencial, sin embargo, su dependencia de la restauración hace que, por las consecuencias de la crisis sanitaria, esté afrontando una nefasta situación. Las cabras no entienden de estados de alarmas ni decretos, ellas comen y tienen que ser ordeñadas todos los días. Según explica, Francisco García, ganadero almeriense y presidente de Cabrandalucía (Federación Andaluza de Asociaciones de Caprino de Raza Pura), “tenemos que seguir gastando dinero en una producción que ni siquiera sabemos si se va a vender”.

El cierre de los establecimientos de hostelería y del cese de mercados ambulantes que impiden la venta directa al consumidor hacen que los ganaderos no puedan colocar ni vender sus productos artesanales, como el queso de cabra, en los canales habituales y se encuentran con sus cámaras llenas al haber caído en picado los pedidos. Asimismo, la carne de cabrito no es de consumo habitual en los hogares, se trata de un producto que se vende en gran medida a restaurantes, lo que ha provocado que hayan desplomado las ventas.

En el caso de las cabezas destinadas a sacrificio, García explica que, en su caso, como socio de la cooperativa Los Filabres, ésta cuenta con un matadero que se paralizó durante una semana, si bien ahora funciona sin venta, cobrando la maquila, es decir, la recogida, matanza y conservación, al productor. Esto también, aunque da salida al producto, tendrá sus consecuencia, por un lado habrá que restar ese coste adicional al ‘beneficio’ de la venta de esa carne que será más barata al no ser fresca y, por otro, que coincidirá su venta con la de producto fresco, puesto que el sector no para, haciéndose competencia.

Respecto a la leche, como advertía recientemente UPA, a raíz de denuncias de ganaderos, el sector señala a cierta especulación por parte de la industria tansformadora que, aprovechando que se trata de un producto perecedero y que en los últimos días varios supermercados han cerrado los lineales a productos considerados de primera necesidad como el queso o la leche de cabra, ofrece bajísimos precios a los productores.

Este mes, de acuerdo a García Cervilla, se va a pagar a 0,06 euros el grado de leche (grasa más proteína que es el extracto seco de la leche), mientras anteriormente estaba próximo a los 0,09 euros, es decir, el descenso del precio en origen es de más de un 30%.

Ante esta situación, los ganaderos de Cabrandalucía han decidido dar un paso adelante a través de una acción solidaria. Antes de perder su producción, el sector está llevando a cabo una campaña para donar parte de sus productos a los colectivos más afectados por esta crisis sanitaria tanto por su naturaleza como por su función en la primera línea de batalla, así los destinatarios son los hospitales o residencias de ancianos, fuerzas de seguridad, entre otros.

#YoNoRompoLaCadena pretende incentivar el consumo de productos derivados del caprino

La campaña implica a todos, a los mismos ganaderos como a los ciudadanos en general, que tienen en su mano unirse a la solidaridad del sector caprino y ser salvaguarda del mismo. En este sentido, el colectivo ganadero ha sido el primero en participar a través de las contribuciones de los socios de las seis asociaciones que componen la federación, de este modo han logrado recaudar unos 12.000 euros para envasar leche de cabra y comprarla para su reparto. Para la contribución ciudadana se ha habilitado una tienda a través de la web https://www.cabrandalucia.com/inicio/yonorompolacadena. En ella cualquier usuario puede hacer una donación de leche, queso y cabrito de acuerdo a sus posibilidades. Cabrandalucía también da la opción de hacer una donación libre a través del número de cuenta: IBAN: ES92 3058 3014 5427 2000 4612 (indicar “DONACIÓN” en el concepto de la transferencia).

Esta acción solidaria va ligada a la campaña #YoNoRompoLaCadena, que pretende aumentar el consumo en los hogares de productos derivados del sector caprino, productos cien por cien sostenibles con altos valores nutricionales que los convierten en grandes aliados para combatir esta actual pandemia ya que refuerzan el sistema inmunitario. “Nuestros ganaderos necesitan también de tu ayuda. Con el simple gesto de comprar un queso artesanal, un litro de leche de cabra o unas deliciosas chuletas de cabrito, no sólo estarás ayudando a salir de esta grave crisis a este sector tan vulnerable, sino que también estarás ayudando al mantenimiento de empleo y de la vida en nuestras zonas rurales y a conservar el medio ambiente”, destacan desde la federación.

Etiquetas

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios