Rogelio Velasco, consejero de Transformación Económica “Esperamos que el impacto se sienta en el último trimestre del año”

  • Velasco explica la búsqueda de proyectos tractores que generen actividad económica y arraigo de la población para la transición justa de Carboneras

Rogelio Velasco,  consejero de la Junta de Andalucía

Rogelio Velasco, consejero de la Junta de Andalucía / José Ángel García

El consejero de Transformación Económica, Industria, Conocimiento y Universidades, Rogelio Velasco, es uno de los firmantes del protocolo para la transición justa, ya que hay tres zonas de la comunidad andaluza que se ven afectadas por el desmantelamiento de centrales de carbón: Carboneras en Almería, tres municipios del entorno de la Bahía de Algeciras en Cádiz, y 11 municipios alrededor del Valle del Guadiato en Córdoba. Este paso es importante porque con él se inicia el rediseño económico de distintas localidades; sobre esto Velasco apunta: “Junta, municipios, Gobierno central y agentes sociales van a ser partícipes de un plan eficaz que contribuya a que los municipios afectados no sea tan dependiente de una sola central térmica”.

–¿En qué se está trabajando ya de cara al convenio final?

–Desde la Junta de Andalucía buscamos proyectos tractores para impulsar esas tres zonas, es decir, proyectos que tengan una importante capacidad de arrastre sobre la actividad económica, desde el punto de vista económico y del empleo. No se trata solo de un proyecto concreto, como puede ser una central de energías renovables, sino que vaya más allá, que genere actividad en otras pequeñas empresas que le suministren servicios o bienes. Además, de estos proyectos tractores se buscan otras iniciativas para fomentar el trabajo de pymes y autónomos, de modo que tengan un efecto positivo en el mercado de trabajo y en el asentamiento de la población, y así no haya éxodo de habitantes hacia grandes ciudades y se contribuya al arraigo local.

–¿Qué tipo de actividad se prioriza en estos proyectos?

–De manera prioritaria se van a impulsar iniciativas que tengan que ver con las energías renovables, eficiencia energética, movilidad sostenible, la rehabilitación de edificios, la economía circular, la restauración de ecosistemas, la biodiversidad y la adaptación al cambio climático. Estas son áreas fundamentales encaminadas a la huella de carbono cero y al máximo respeto al medio ambiente. Además se va a impulsar la digitalización de las actividades económicas. Como sabemos, la pandemia está deparando un efecto positivo y es que las empresas están descubriendo los beneficios que conlleva la digitalización de sus actividades, de manera que las hace más competitivas al reducir costes y al posibilitar el mantenimiento de su actividad, aunque sea a distancia; todo esto es posible por la red 5G que se está extendiendo por toda la geografía. Asimismo, se desarrollarán cursos de formación para el aprendizaje de esas tecnologías.

–En Carboneras residen 162 trabajadores afectados por el cierre de la central térmica Litoral de Endesa ¿se limita el próximo convenio a esta circunscripción?

–En principio, el municipio que está negativamente afectado por este desmantelamiento es Carboneras; en el caso de Cádiz son tres municipios y en Córdoba, 11. Ello afecta a la actividad económica, empleo y también a los presupuestos, en el caso de la zona almeriense, por ejemplo del Ayuntamiento de Carboneras, que se reducen en más de un 23%.

–En este sentido, el Ayuntamiento de Carboneras ingresa casi 3 millones de euros de impuestos de la central, lo que su cierre será un varapalo para el mismo, ¿los proyectos deberán paliar en la medida de lo posible esto?

–Se trata de que la actividad económica no se desplome. Estos proyectos tractores y, por otro, de pymes deben compensar tanto a la actividad económica privada como a las cuentas del Ayuntamiento, de manera los negocios aporten, vía impuestos, una parte del presupuesto perdido y que, en consecuencia, los servicios que presta la administración local no se deterioren.

–De acuerdo informe DAFO del borrador del convenio fechado en abril sobre la caracterización del municipio, sus principales oportunidades están en turismo, agricultura, energía solar fotovoltaica, agricultura y nuevas industrias, ¿por qué línea irían los futuros proyectos?

–Ahora lo más importante es que los municipios afectados, la Junta de Andalucía y el Gobierno central definan y firmen el protocolo para poder proponer proyectos concretos que se recogerán en el convenio.

–Según el documento actualizado a noviembre con la información sobre estos convenios, en el proceso participativo de Carboneras han colaborado 22 agentes y se han presentado 49 ideas y propuestas. ¿Sobre que van?

–Son proyectos oficiosos. Los agentes implicados en estas zonas andaluzas quieren adelantarse todo lo posible para que las iniciativas se pongan en marcha cuanto antes. Todos estamos buscando iniciativas. Cuando llega una empresa interesada para instalarse, por ejemplo en la Bahía de Algeciras, nosotros facilitamos toda la información para que los trámites burocráticos se aceleren al máximo posible y la instalación de la empresa sea lo más rápida.

–¿Podemos decir que el convenio esté firmado y en marcha este año?

–Podemos decir que sí, quedan nueve meses para consumir el año. Aunque el calendario tiene que ser más explícito, esperamos que el impacto se sienta ya después del verano, en el último trimestre del año.

–¿Se conocen los fondos que llegarán a Carboneras?

–El desagregado no. Hay 100 millones de euros de fondos europeos, dentro del Plan de Recuperación y Resiliencia a nivel estatal, para todos los municipios afectados por los cierres de este tipo de centrales. Además habrá otros 30 millones destinados a promover proyectos empresariales y pequeños proyectos de inversión que generen empleo. Estos fondos se tendrán que materializar a través de infraestructuras que apoyen a los nuevos proyectos, pero no solo en forma de carreteras, sino también digitales y medioambientales. Además, tanto Almería como el resto de provincias afectadas por los cierres de centrales, como Cádiz y Córdoba se van a beneficiar de la política industrial que este Gobierno va a implementar, que tiene un horizonte a corto plazo (2021-2022) en el que se contempla la puesta en marcha de iniciativas públicas y privadas, con el fin de fortalecer la actividad industrial en la coyuntura de crisis económica actual, y también otros con horizonte 2025 y 2030, que buscarán reforzar la solvencia de las empresas industriales en Andalucía.

–¿Nos puede concretar algo de esta política a corto plazo?

–Se trata del Plan de Acción Crece Industria 2021-2022 para fortalecer y consolidar el crecimiento de las cadenas de valor industriales. Fortalecer los eslabones más débiles o más prometedores, a través de comunicaciones, planes de formación para la población, planes de internacionalización para las empresas, en definitiva, fortalecer el sector industrial en Andalucía y especialmente en las zonas más afectadas

–¿Qué cabida tendrá Almería? Industria cada vez hay menos...

–No se trata solo de ayudar a las industrias antiguas, sino también a nuevas industrias que se instalen en la zona gracias al conjunto de inversiones que va a realizar la Junta de Andalucía. Y no solo tienen cabida las energías renovables, también la rehabilitación de edificios, la ecoinnovación, movilidad sostenible... Intentamos crear un ecosistema nuevo para el mantenimiento de lo de la industria existente y la llegada de nueva.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios