Finanzas

La 'guerra del agua' entre el norte y el sureste se recrudece

  • El Trasvase Tajo-Segura reabre el debate: sentimiento de propiedad frente a solidaridad

Una de las balsas del trasvase del Negratín-Almanzora. Una de las balsas del trasvase del Negratín-Almanzora.

Una de las balsas del trasvase del Negratín-Almanzora. / javier alonso

No son pocos los expertos que piensan que las guerras del futuro no serán por el petróleo ni por ninguna otra fuente de energía, sino que serán por el agua. No en vano, históricamente han sido demasiado comunes las riñas y peleas en los pueblos por los derechos de uso del agua, un hecho que no escapa a la actualidad.

Precisamente cuando el Trasvase Tajo-Segura cumple 39 años de su construcción, la polémica ha saltado a la palestra. Por un lado, los castellano-manchegos, con su presidente, el socialista Emiliano García-Page, a la cabeza, que ha abierto la 'caja de Pandora' en los últimos días ha lanzado perlas como "de qué estan bebiendo y regando" en el Levante en estos momentos en los que no se está usando este trasvase o que este acueducto "no habría sido posible" en democracia, haciendo hincapié en la solidaridad que los municipios ribereños de los pantanos de Entrepeñas y Buendía han demostrado durante casi cuatro décadas con las comunidades beneficiarias del Levante. Por el otro, los damnificados del sureste español, con Alicante, Murcia y Almería como protagonistas, asfixiados ante la falta de lluvias de los últimos años y de alternativas razonables para paliar la necesidad de recursos hídricos. Desde estos territorios no se entiende lo que consideran una falta de solidaridad ante su situación estructural, al igual que no asimilan el sentimiento de propiedad que poseen aquellas personas que, por el hecho de que un río pase por el territorio donde habitan, den por hecho que el agua que lleva es suyo.

Hoy se decide si hay trasvase Tajo-Segura, tras superarse la cifra mínima de 400Hm3

Cada gota cuenta. La cuenca del Tajo se encuentra al 62,7% de su capacidad, un porcentaje similar a la media de los últimos diez años, del 63,6%. Sin embargo, el agua caída del cielo no ha sido igual para todos y la del Segura no puede decir lo mismo. La cuenca que riega la totalidad de la Región de Murcia, el sur de Alicante, el sureste de Albacete y las zonas limítrofes con Murcia de Almería y Jaén, aunque ha duplicado sus reservas desde comienzos de año, solo está al 24,5%, menos de la mitad de las reservas habituales en estas fechas. Parece que pocos podrían negarse a un nuevo trasvase Tajo-Segura. Pero los dos embalses de cabecera del canal que une ambas cuencas, a pesar de haber superado el límite de los 400 hectómetros cúbicos, siguen en cifras exiguas: Entrepeñas tiene 186 hm3 (22,2%) y Buendía, 245 hm3 (14,95%).

Así las cosas, hoy se reunirá la comisión técnica del Tajo-Segura para analizar si hay transferencia y en qué cuantía, en función de las reservas que haya en los pantanos de cabecera, tal y como anunció la ministra del ramo, Isabel García Tejerina. Precisamente hace unos días, se ha conocido el borrador del Pacto Nacional del Agua, tras celebrar el Ministerio más de 125 reuniones con todos los agentes implicados.

Por otra parte, la toledana Plaza de Zocodover acogerá hoy, a partir de las 20:00 horas, una concentración espontánea contra el "saqueo" los trasvases en protesta por los nuevos trasvases anunciados, sean o no autorizados ese mismo día y para defender al Tajo del "saqueo" de estas derivaciones.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios