Finanzas

El sector agroalimentario se pasa al modelo de la economía sostenible

  • El Consejo de Gobierno ha aprobado la Estrategia Andaluza de Bioeconomía

  • Establece políticas para su impulso

Entre las materias primas cuyo aprovechamiento se promoverá destaca la horticultura intensiva, además de las procedentes del olivar, entre otras. Entre las materias primas cuyo aprovechamiento se promoverá destaca la horticultura intensiva, además de las procedentes del olivar, entre otras.

Entre las materias primas cuyo aprovechamiento se promoverá destaca la horticultura intensiva, además de las procedentes del olivar, entre otras. / javier alonso

Andalucía ya cuenta con un proyecto para la implantación de la tan ansiada bioeconomía en el sector agroalimentario de la región. La pasada semana, el Consejo de Gobierno aprobaba la llamada Estrategia Andaluza de Bioeconomía Circular Horizonte 2030, que viene a establecer una serie de políticas para impulsar esta nueva forma de producción y consumo sostenible basada en el aprovechamiento integral de los recursos biológicos generados por este sector.

Las medidas recogidas en el documento se dirigen a propiciar un crecimiento económico innovador y sostenible enfocado al desarrollo de las zonas rurales, con tres grandes objetivos: incrementar la disponibilidad de la biomasa aprovechable, aumentar el número de bioindustrias y favorecer el consumo de bioproductos y sus mercados.

La nueva planificación, cofinanciada por fondos europeos, consolidará el liderazgo nacional de la comunidad autónoma en este tipo de procesos, especialmente en biocombustibles y biomasa térmica, que toman como materias primas los restos vegetales y subproductos de la actividad agraria. En el primero de estos ámbitos, la región cuenta con 11 plantas operativas, siete de ellas de biodiésel, mientras que en el segundo la potencia térmica instalada alcanza los 1.589,5 megawatios. A ello se suman 18 plantas de biomasa vinculadas a residuos agrícolas de invernaderos o viñedos y las 17 instalaciones de biogás ubicadas en vertederos y depuradoras de aguas residuales. Además de la consolidación de estas actividades, la estrategia aprobada por el Consejo se dirigirá preferentemente a aquellas otras que se encuentran menos desarrolladas y requieren mayor apoyo institucional, con la salvedad de las destinadas a la producción primaria de alimentos de consumo humano.

Además de la consolidación de estas actividades, la estrategia aprobada por el Consejo se dirigirá preferentemente a aquellas otras que se encuentran menos desarrolladas y requieren mayor apoyo institucional, con la salvedad de las destinadas a la producción primaria de alimentos de consumo humano. En cuanto a las materias primas cuyo aprovechamiento se promoverá, estas proceden de los subproductos del olivar, la horticultura intensiva, la agroindustria, la pesca, la producción de algas y la ganadería, así como la biomasa forestal, los biorresiduos y los restos de poda. Solamente el sector agrario andaluz genera al año alrededor de ocho millones de toneladas de biomasa.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios