Finanzas

La tierra invernada, un valor seguro que cotiza al alza año tras año en Almería

  • El precio sube un 11% en el último año hasta situarse en los 202.804 euros por hectárea de media

Invernadero de tomate en Almería Invernadero de tomate en Almería

Invernadero de tomate en Almería / Diario de Almería (Almería)

Aunque los datos que baraja la Consejería de Agricultura, Pesca y Desarrollo Rural de la Junta de Andalucía sobre 2017 son aún provisionales, el precio de la tierra destinada a la producción de hortalizas en Almería no hace otra cosa que crecer en los últimos años. Así la hectárea de invernadero sale de media a 202.804 euros por hectárea, lo que supone un 11% más que en 2016, mientras que la hectárea de regadío para el cultivo de hortalizas al aire libre sube un 12% hasta quedar de media en los 33.352 euros. Concretamente, la tierra bajo plástico cotizó en el último año a un precio máximo de 297.541 euros por hectárea frente al mínimo que se situó en los 155.929 euros; por su parte la hectárea al aire libre alcanzaba un tope de 36.395 euros y un mínimo de 27.495 euros.

El terreno de regadío al aire libre para cultivar hortalizas se revaloriza un 12%, vale 33.352 euros de media

 

En el caso de la tierra más cotizada, la invernada, desde 2005 año en que se disponen datos en la página web de la Consejería, es este último ejercicio cuando el precio es más elevado, superando el precio más frecuente por primera vez la barrera de los 200.000 euros por hectárea. Salvo en los años en que la crisis azotó más fuerte en la provincia como el resto del país, la tierra bajo plástico se depreció pero este descenso no fue muy acusado, rondando los 10.000 euros la hectárea. Desde 2012 no ha hecho otra cosa que revalorizarse salvo en 2016 donde la bajada en el precio más frecuente fue de apenas 6.000 euros.Si se compara con Granada, la otra provincia en la que se incluye la categoría de tierra de regadío en invernadero para hortalizas, el precio más frecuente es aquí es más elevado, 220.958 euros por hectárea y una subida del 5%, ya que si bien el precio máximo es más bajo (231.568 euros), el mínimo es más elevado (199.120 euros).

Estas subidas contrastan con el descenso de precios en el resto de tipos de tierra. El descenso de la cotización más acusado en 2017 lo ha sufrido la tierra de regadío destinada a la aceituna de almazara, cuyo precio más frecuente fue de 53.284 euros por hectárea, lo que implica una bajada del 8% mientras el pico máximo se situaba en los 59.314 euros y el mínimo en los 47.776 euros por hectárea. Aún así, si su precio se compara con el resto de superficies destinadas al mismo cultivo en el resto de la comunidad andaluza, el que se registra en la provincia almeriense es el más elevado, teniendo detrás a Jaén con un precio medio de 45.342 euros por hectárea, aunque la tendencia cambia porque en todas las provincias menos en Málaga y Almería, su cotización sube.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios