Familia real inglesa Habla la 'abuela de Cambridge'

  • Carole Middleton, madre de la princesa Catalina, concede por primera vez una entrevista en la que reconoce que lo más "sabio" es "callar".

Tras quince años de digna discreción –desde que su hija mayor, Catalina Middleton, y el príncipe Guillermo empezaran a salir en 2003–, Carole Middleton ha roto el estricto protocolo real de Buckigham, y el suyo personal de paso, para conceder su primera entrevista al diario inglés The Telegraph. "Con los años he comprobado que lo más sabio es permanecer en silencio", afirma la progenitora de la duquesa de Cambridge y abuela de los príncipes Jorge, Carlota y Luis. Una discreción que también caracteriza a Paloma Rocasolano, madre de la reina Letizia, una mujer discreta y contenida que hasta ahora no ha tenido que hacer malabarismos con la prensa porque nunca ha buscado protagonismo. Ese afán por pasar desapercibida es extensible a toda la familia política del rey Felipe VI, como lo era –hasta ahora– a la familia Middleton.Aunque la verdad es que Carole tampoco ha desvelado nada más allá de lo consabido. En sus primeras manifestaciones públicas, ha evitado tocar directamente temas referentes a su hija, su yerno y sus nietos. Y desde luego se ha cuidado mucho de expresar su decepción con que –al contrario de lo que estaba previsto– finalmente Catalina y Guillermo pasen el día de Navidad en Sandringham, el pueblo en el que falleció el padre de lsabel II, el rey Jorge VI. La decoración navideña allí es mucho más sencilla que la de Windsor.Tampoco se refirió a su hija Pippa y a su marido, James Matthews, o a su hijo James, quien vuelve a estar soltero tras acabarse su relación con la presentadora de televisión Donna Air. Pero sí que habló largo y tendido sobre su empresa Party Pieces, un negocio multimillonario que vende artículos para fiestas, desde tiaras hasta dinosaurios inflables, y en el que trabajaron también sus dos hijas. También se declaró fan incondicional de las navidades y asegura que adora cocinar tanto como a sus perros, cuatro cocker spaniel y un golden retriever. Afirma también que nunca sufre de estrés, en parte por su nueva dieta vegana, y que odiaría tener que vivir en Londres.Tanto ella como su marido, Michael, han proporcionado al príncipe Guillermo la amorosa vida familiar de la que nunca había disfrutado y, a cambio, han sido recibidos por la familia real británica como ninguna otra familia política anteriormente. Todo el mundo está de acuerdo, además, en que son unos fantásticos abuelos para Jorge, Carlota y Luis. Un papel de abuela entregada que Carole adora, no solo porque no aparenta más de 50 años y tiene más energía que muchas veinteañeras, sino porque además es muy divertida. "Me encantan las fiestas y soy muy charlatana", asegura. Siendo así, ha debido hacer un verdadero esfuerzo por aguantar tantos años sin dar una entrevista.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios