Alfombra roja de los Oscar Los modelitos más comentados... no precisamente para bien

  • Las zapatillas doradas de Questlove, el amarillo flúor del vestido de Zendaya y el atrevimiento de Tiara Thomas son los 'trending topic' de la gala

La 93 edición de los premios Oscar ha estado marcada por la pandemia y por una gala que parecía sacada de una película de Hollywood. Hubo mucha elegancia pero también algunas meteduras de pata -intencionadas, o no- con las elecciones de estilismo.

Questlove, con traje negro, mascarilla y 'crocs' doradas, posando ante los 'flashes'. Questlove, con traje negro, mascarilla y 'crocs' doradas, posando ante los 'flashes'.

Questlove, con traje negro, mascarilla y 'crocs' doradas, posando ante los 'flashes'. / RTVE

La más llamativa, y la que más memes está cosechando, son los crocs dorados de Questlove. Y es que, después de un año en zapatillas de andar por casa, es difícil calzarse tacones o incluso zapato cerrado. Es lo que ha debido pensar el músico Questlove, que se ha plantado en la alfombra roja con un impecable traje negro y este calzado, eso sí, de color dorado para no perder el glamour. El zapato, que ha pasado de odiado a amado durante el último año, se corona.

Chloé Zhao se plantó un vestido de andar por casa y unas deportivas blancas. Chloé Zhao se plantó un vestido de andar por casa y unas deportivas blancas.

Chloé Zhao se plantó un vestido de andar por casa y unas deportivas blancas. / Europa Press

Chloé Zhao se ha convertido en la segunda mujer en ganar el Oscar a la Mejor Dirección, y no lo ha hecho con un vestido de princesa. La cineasta china paseó por la alfombra roja con un vestido beige de punto, sus habituales trenzas y unas deportivas blancas. Sin perder su personalidad, eso sí.

Zendaya, llamativa. Zendaya, llamativa.

Zendaya, llamativa. / Efe

Zendaya ha despertado opiniones para todos los gustos. Lo que ha puesto de manifiesto es que el dos piezas compuesto por top bandana y falda voluminosa es tendencia este año (también lo han defendido muy dignamente en estos Oscar actrices como Carey Mulligan). Eso sí, su atrevido Valentino amarillo no es apto para todos los públicos. Se trata de un diseño chiffon de seda en un tono amarillo flúor bautizado como force de beauté (fuerza de la belleza). Para no pasar desapercibida, desde luego.

Tiara Thomas, con su sugerente traje chaqueta blanco. Tiara Thomas, con su sugerente traje chaqueta blanco.

Tiara Thomas, con su sugerente traje chaqueta blanco. / RTVE

Tiara Thomas, por su parte, ha hecho gala de su atrevimiento. La cantante y compositora ha vestido un traje blanco de chaqueta y pantalón poco habitual para una gala. De escote pronunciado, con plumas y coronado por un espectacular colgante. Además, ha aprovechado el evento para elegir una diseñadora independiente, Jovana Louis, negra y de origen haitiano.

El modelo poco recatado de Andra Day, cual estatuilla. El modelo poco recatado de Andra Day, cual estatuilla.

El modelo poco recatado de Andra Day, cual estatuilla. / RTVE

Los Oscar no son unos premios en los que se enseña piel. Mucho más conservadores que los Globos de Oro, tradicionalmente las actrices han preferido ir correctas y no pasarse. Aunque siempre hay excepciones. Andra Day, por ejemplo, decidió hacer todo lo contrario y apostar por un vestido dorado de Vera Wang que se podría haber puesto Rihanna en 2005. Un viaje en el tiempo a los años 2000.

Indescriptible el vestido de Celeste Waite. Indescriptible el vestido de Celeste Waite.

Indescriptible el vestido de Celeste Waite. / Efe

Celeste Waite, con un ¿extraño? vestido de Gucci complementado con bolso de fresa parecía pedir a gritos que la nombren la peor vestida de la noche. 

De azul klein, Glenn Close. De azul klein, Glenn Close.

De azul klein, Glenn Close. / Efe

Glenn Close, con una túnica azul klein Armani Privé, guantes a juego y pantalón negro tampoco tuvo su mejor día.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios