La marquesa de Griñón se sincera Tamara Falcó: "Siempre imaginé que, a estas alturas, ya habría sido madre"

  • La hija de Isabel Preysler y el desaparecido Carlos Falcó protagoniza la portada de 'Vanity Fair' en una entrevista en que habla sin tapujos de su vida, su novio y el lado oscuro de la fama

Tamara Falcó, marquesa de Griñón.

Tamara Falcó, marquesa de Griñón. / ¡Hola!

Nueve años después de ocupar la portada de la revista Vanity Fair, con un look rompedor y larga melena, Tamara Falcó vuelve a protagonizar la publicación convertida en marquesa de Griñón y habiendo dejado atrás su imagen de 'niña bien' tras lograr la victoria en MasterChef Celebrity. Tiene una firma de ropa y es imagen de todo tipo de empresas. Además, triunfa en la televisión como colaboradora de El hormiguero 3.0 y tiene nuevo amor, Iñigo Onieva, con el que ha encontrado la estabilidad que tanto ansiaba.

Portada de la revista 'Vanity Fair' de marzo. Portada de la revista 'Vanity Fair' de marzo.

Portada de la revista 'Vanity Fair' de marzo. / Vanity Fair

Sin embargo, no todo ha sido un camino de rosas, como la propia Tamara revela. La hija más espontánea de Isabel Preysler también conoció el reverso oscuro de la fama, especialmente a finales de 2016, cuando atravesaba un momento de inestabilidad emocional. Ella misma resume su estado de ansiedad de una manera gráfica en su última entrevista: "En esa época desayunaba filetes empanados". Ganó 20 kilos y su nuevo aspecto –"No me reconozco cuando me miro al espejo", declaró– fue retuiteado de manera incesante.

Tamara, en la portada de una revista, a finales de 2016 cuando ganó 20 kilos. Tamara, en la portada de una revista, a finales de 2016 cuando ganó 20 kilos.

Tamara, en la portada de una revista, a finales de 2016 cuando ganó 20 kilos. / ¡Hola!

"Lo pasé muy mal. Entonces, muchos contratos que tenía firmados se cayeron. Algunas marcas me dijeron que mi físico no era el que requerían para sus productos. Me penalizaron. Mi hermano, (el cantante) Enrique (Iglesias) no lo comprendía: "Tamara, ¡no te pueden dejar sin trabajo por haber engordado!" Yo, en parte, entendía que habían contratado una imagen y ya no era la misma, pero tengo dudas sobre si eso era ético", relata.

Reflejo de su popularidad es que acaba de alcanzar el millón de seguidores en Instagram, aunque también afirma que ha rechazado campañas con muchos ceros porque no lo tenía claro o no sentía que fuese coherente con su trayectoria.

Tamara con su padre, el antiguo marqués de Griñón. Tamara con su padre, el antiguo marqués de Griñón.

Tamara con su padre, el antiguo marqués de Griñón. / Efe

A su padre, Carlos Falcó, del que en marzo se cumplirá un año de su fallecimiento, lo recuerda mientras se le empañan los ojos. "A ver si consigo hacerlo la mitad de bien que él. Es mi referente", sostiene, y dice sobre él y el covid-19 que le provocó la muerte: "... él formaba parte de esa generación que no se queja por nada".

Tamara e Iñigo Onieva, paseando por la calle. Tamara e Iñigo Onieva, paseando por la calle.

Tamara e Iñigo Onieva, paseando por la calle. / Europa Press

A su novio, Iñigo Onieva, le define como una persona "dinámica y súper positiva". Ahora contempla la maternidad de forma diferente: "Siempre imaginé que, a estas alturas, ya habría sido madre. Evidentemente, te fijas más cuando tienes pareja".

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios