'In the air' Nada nuevo, Victoria

  • Las manifestaciones negacionistas de Victoria Abril, 'Premio Feroz de Honor 2021', no deberían coger por sorpresa a nadie, pues la actriz siempre se ha caracterizado por levantar polvareda allá por donde pasa

Victoria Abril, en la rueda de prensa de los 'Premios Feroz', el pasado miércoles. Victoria Abril, en la rueda de prensa de los 'Premios Feroz', el pasado miércoles.

Victoria Abril, en la rueda de prensa de los 'Premios Feroz', el pasado miércoles. / Efe

Victoria Abril la lió en la rueda de prensa de presentación de los premios Feroz con sus manifestaciones negacionistas acerca de la "plandemia", según ella, y las vacunas que está probando en nosotros como "cobayas". Pero no es la primera vez que la actriz, de 61 años, se mete en camisa de once varas.

Hace ya algo más de dos años la ex musa de Almodóvar criticó durante una conferencia en la Feria Internacional del Libro de Guadalajara a las "feministas radicales" a las que acusó de cometer "excesos" y del "hundimiento del movimiento" Me Too, que promulga la denuncia de los abusos sexuales, sobre todo en el ámbito de la industria cinematográfica. "No saben o no quieren distinguir entre la violación, que es un crimen, el acoso, que es un delito condenado por la ley, y la zona gris", que definió Abril como "simples comportamientos inapropiados".

Como de España no ha recibido todas las ofertas de trabajo que desearía y se afincó en Francia hace años, llegó a asegurar en otra ocasión: "En España me siento olvidada". "En España pasan mucho de mí", afirmaba ya en 2012. Antes de eso tuvo un incidente desagradable, cuando a los Premios Goya de 2016 acudió sin su correspondiente acreditación para la fiesta, pues según parece la organización olvidó ponerle la pulsera para acceder a la misma. Los encargados de seguridad no la reconocieron y le impidieron el paso, teniendo que esperar hasta que se aclaró el asunto: "Me sentí huérfana de mi país, huérfana de amigos, huérfana de todo", declaró por entonces a Vanity Fair.

La actriz, con el director Pedro Almodóvar, cuando ella protagonizó varias de sus películas. La actriz, con el director Pedro Almodóvar, cuando ella protagonizó varias de sus películas.

La actriz, con el director Pedro Almodóvar, cuando ella protagonizó varias de sus películas. / Europa Press

A pesar de deber gran parte de su fama a Pedro Almodóvar, durante años ha estado cruzándose malas palabras con el manchego. En 2018 criticó que el cineasta eligiera a Emma Suárez para el papel de la película Julieta, pues consideró que ese papel era perfecto para ella. "Que no entiendo por qué no la he hecho yo", se quejaba. "Parece que él quería a esa otra actriz", hacía ver con retintín. "Aranda se ha muerto. Agustín Díaz Llanes ya no rueda y Pedro Almodóvar no se ha muerto, pero yo para él, sí", decía la actriz sobre el director.

Hollywood –afirma– le provocan "acidez", y los premios "yuyu" porque "creo que son el principio del fin y creo que yo todavía voy a dar por el culo muchos años". No hay duda de ello, y de su incontinencia verbal tampoco. Con todo, su Feroz de Honor bien que lo irá a recoger. Alaska, Mario Vaquerizo y Bibiana Fernández han roto una lanza por ella defendiendo la libertad de expresión de cada uno, aunque lo han dicho con la boca tan pequeña que parece más compromiso que otra cosa. Victoria Abril es negacionista, sí, pero también le gusta sembrar polémica allá por donde va. En este sentido, no hay nada nuevo bajo el sol.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios