Histórico

BALNEARIO SAN NICOLÁS DE ALHAMA DE ALMERÍA

 En una situación privilegiada a caballo entre la montaña y la costa y, a sólo 15 minutos de la capital, se asienta Alhama de Almería, auténtica "Puerta oriental de la Alpujarra". Esta ubicación, en las estribaciones de la Sierra de Gádor, a 445 m. de altitud sobre el nivel del mar, la ha dotado de un microclima excepcional, donde son habituales las noches frescas de verano y la ausencia de días ventosos, confort climático que representa una mejora del estándar de calidad de vida con respecto a la capital.

Hotel*** Balneario san Nicolás  está situado en la falda de la Sierra de Gádor. Sus baños, reconstruidos tras el terremoto de 1522 que causó graves desperfectos en el edificio, son el principal atractivo de la zona. Sus aguas termales son muy apreciadas desde la época musulmana, a la que debe su nombre.

En 1877 se crea la sociedad “Balneario San Nicolás” y se realiza la 2º fase de reconstrucción del edificio.

 

El manantial de aguas minero-medicinales de Alhama de Almería, se encuentra situado en la localidad de ese mismo nombre, en la provincia de Almería, a 20Kms de la capital y próxima a las poblaciones de Canjáyar, Tabernas, Gergal, etc, y de la zona minera de Sierra de Gádor.

La situación geográfica es de 36º 40´ latitud Norte y 1º 12´ latitud Este, del Meridiano de Madrid. La altura sobre el nivel del mar es de 445 metros.

El nombre de la población, de origen árabe, se debe a las fuentes termales que en ella emergen, aunque  ya se hiciera uso de esta agua en tiempos de la dominación romana.

Alhama de Almería asienta en terreno calizo de la época terciaria, con estratos de poca inclinación que hace suponer un origen no muy remoto, si bien, en zonas próximas, aparecen formaciones geológicas secundarias.

Según D. Gil Ramón Rodríguez, los esquistas arcillosos calcinados, las calizas ennegrecidas y los minerales que se encuentran en la zona, hacen suponer actividades volcánicas que debieron intervenir directamente en la afloración de esta agua y en las vicisitudes del manantial, a lo largo del tiempo.

Las aguas surgen en las estribaciones orientales de la Sierra de Gádor, al pie de un peñasco llamado Milano, cerca del río Andarax, en forma de dos manantiales termales de gran caudal : 1.300.000 litros diarios, en el interior de una amplia gruta, acumulándose las aguas en un espacioso lago que tiene salida a las afueras de la población a través de una mina (D.Gil Ramón Rodríguez). Actualmente el agua se capta en su origen y se bombea hasta la galería de baños del Balneario, vertiéndose la sobrante en un gran estanque cubierto, contiguo al establecimiento.

Nuestras aguas termales minero medicinales, con una temperatura constante de 47,5ºC, son bicarbonatado-sulfatado-cálcicas, magnésicas, ferruginosas y radiactivas, con amplias cualidades curativas, están especialmente indicadas para enfermedades reumáticas y nerviosas, respiratorias, ansiedad, obesidad, stress, celulitis, aparato digestivo y vías urinarias.

 Declaradas de utilidad pública por el Real Decreto 743/1928.

 

Etiquetas

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios