Histórico

Plaga de las chumberas o paleras, "la cochinilla del carmín"

  • La plaga de la cochinilla del carmín esta erradicando una planta tan típica de la provincia de Almería como son las chumberas. (paleras)

 

En los últimos años en la provincia de Almería se ha localizado una plaga en las paleras o chumberas, extendiéndose rápidamente por la provincia. Causando un gran daño y empeorando el problema por momentos.

 

Esta se denomina la cochinilla del carmín (Dactylapius opuntia), de la cual se extrae un colorante rojo natural, que se utiliza para la fabricación de numerosos productos como el color carmín de los pintalabios, e incluso ha llegado a utilizarse como colorante alimentario.. antiguamente ya era utilizada en el Centro y Norte de América por los Aztecas y los Mayas y esta producción de cochinilla adquirió un gran valor y creció rápidamente.

 

Poco después de la conquista española por el Imperio Azteca empezó a ser exportado a España; ya en el siglo XVII, era un producto comercializado y se consumía en toda Europa.

 

Este insecto se cultiva en paleras donde los climas son secos. También su cultivo se desarrolla en muchos países de Sudamérica y Centroamérica, donde tiene su origen las chumberas, allí llamadas "tunas".

 

El ciclo vital de la cochinilla desde huevo a adulto es de 128 días, cada hembra es capaz de poner de 400-600 huevos. El macho tiene unos pelos que con la ayuda del viento puede viajar hacía otras chumberas, donde encuentra a hembras para fecundarlas. Cada macho puede fecundar de entre 150 a 200 hembras. Después del apareamiento, la hembra fecundada da a luz pequeñas ninfas que secretan una sustancia blanca cerosa sobre sus cuerpos para protección de la pérdida de agua. Esta sustancia hace que la cochinilla aparezca blanca o gris desde el exterior.

 

En el municipio de Zurgena, la plaga esta siendo erradicada gracias a la colaboración de los vecinos y el propio Ayuntamiento, instando a arrancarlas o a curarlas para evitar la propagación de dicha plaga cuando se trata de cantidades grandes o con agua y jabón cuando se trata de paleras propias en pequeñas cantidades.

 

A pesar del daño que ocasiona este insecto, ha vuelto a tener valor comercial de nuevo aunque la mayoría de los consumidores no son conscientes de que no es algo natural un carmín derivado de un insecto, una de las razones para que vuelva a la popularidad es que se encontraron muchos colorantes rojos sintéticos que son cancerígenos.

 

Etiquetas

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios