Acusado de blanqueo de capitales

Absuelto un abogado al que las "especulaciones" policiales situaron al nivel de El Padrino

  • La Audiencia le absuelve tras doce años imputado en un proceso con "errores groseros"

Una sala de vistas de la Audiencia de Sevilla. Una sala de vistas de la Audiencia de Sevilla.

Una sala de vistas de la Audiencia de Sevilla.

Comentarios 1

Ejercer como abogado lleva camino de convertirse en España en una profesión de alto riesgo. Un veterano letrado sevillano ha sido absuelto después de haber estado 12 años investigado por, supuestamente, ayudar a blanquear dinero a la esposa de un narcotraficante. La fiscal del caso pidió para él cuatro años de cárcel.

La sentencia que le ha absuelto critica el “fortísimo sesgo” de la investigación policial, que explica “algunos errores groseros en la interpretación y en la mera lectura de los datos”.

Las críticas se amplían a la Fiscalía, cuya representante sostuvo que la supuesta empresa “pantalla” de la esposa del narcotraficante solo hizo 26 ventas de coches entre 2003 y 2005, cuando en realidad fueron 78.

La Fiscalía sólo había contabilizado las 26 ventas firmadas por escrito, “olvidando el principio de libertad que rige la compraventa de bienes muebles y que hace innecesarios contratos escritos que, por supuesto, tampoco exige la Dirección General de Tráfico”, le reprocha la Audiencia en su sentencia.

Según el tribunal, la Policía intentó poner al abogado al nivel del asesor legal de El Padrino: “casi como un émulo del personaje de Tom Hagen que interpreta magistralmente Robert Duvall en la saga cinematográfica”. Son meras “especulaciones, sin ningún elemento probatorio que permita afirmar o siquiera sugerir” que el letrado tuviera “la menor intervención” en las operaciones investigadas, mantiene la sentencia.

Todo deriva de un caso de tráfico de 70 kilos de heroína que fueron incautados en 2006 en Dos Hermanas (Sevilla).

A raíz de dicha investigación, el grupo de Blanqueo de Capitales de la Policía abrió una causa paralela para averiguar posibles actividades de blanqueo del dinero procedente del narcotráfico y llegó a investigar a 20 personas. 

Finalmente la Fiscalía presentó acusación contra la esposa del narcotraficante y contra el abogado que la había defendido en juicios de faltas de menor importancia por accidentes de tráfico, además de la esposa y cuñada del letrado.

La sentencia, a la que ha tenido acceso este periódico, dice que lo único que se demostró en los 6.000 folios de sumario es que la esposa del narcotraficante, vendedora ambulante de profesión, había pedido al abogado que se encargase de su asesoría contable y fiscal, pero él la derivó al bufete de su esposa, también abogada, y de su cuñada, economista, que estaban especializadas en la materia.

Doce años ha estado bajo sospecha el veterano abogado porque la causa, instruida en el juzgado de Lebrija, estuvo dos años paralizada sin diligencia alguna entre 2011 y 2013, y de nuevo entre 2014 y 2016.

Las pruebas “brillan por su ausencia” en el caso del abogado pero la falta de indicios está “potenciada hasta rozar lo irritante” en el caso de su esposa y su cuñada, que fueron acusadas de una forma “por completo gratuita”, según los jueces.

Los tres profesionales fueron imputados con “ausencia de cualquier indicio serio de participación”, sostiene la sentencia, que además absuelve libremente a la esposa del narcotraficante porque no se ha demostrado el carácter “aparente y simulado” de la actividad de su empresa.

Al tribunal le ha faltado imponer el pago de las costas judiciales a la Fiscalía (aunque todos sabemos que por ley no las paga) 

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios