Secreto de Sumario

Una relación "muy conflictiva" no es mobbing

  • Una juez sostiene que el funcionario de Medio Ambiente que denunció supuestas irregularidades en los medios aéreos del Infoca no ha sido objeto de acoso laboral por parte de su superior

Un avión del Infoca participa en la extinción de un incendio. Un avión del Infoca participa en la extinción de un incendio.

Un avión del Infoca participa en la extinción de un incendio.

Comentarios 1

Después del archivo de la denuncia por mobbing del testigo estrella de los cursos de formación, Teodoro Montes, la Justicia vuelve a rechazar que otro funcionario que también ha participado activamente en la denuncia de irregularidades haya sido objeto de acoso por parte de la Administración. Una juez de Sevilla ha puesto de manifiesto que el funcionario de la Consejería de Medio Ambiente que denunció en 2015 supuestas irregularidades en la contratación de los medios aéreos del Plan Infoca no sufrió acoso laboral por parte de su superior.

La juez de Instrucción número 8 de Sevilla, Reyes Flores, ha archivado la denuncia presentada por el funcionario Jaime González, al considerar que no ha sido víctima de acoso laboral en su puesto de trabajo, aunque la magistrada reconoce en el auto que cierra la investigación que es cierto que existe una “relación muy conflictiva” entre este funcionario y el jefe de servicio de Contratación, Antonio Martínez López, uno de los investigados en la causa en la que se investigan los contratos millonarios para los medios aéreos del plan de luchas contra los incendios forestales.

La Fiscalía de Sevilla había solicitado precisamente el archivo de las actuaciones al estimar que “no concurren indicios del delito pretendido” y en los mismos términos se pronunció el investigado, que recordó que se ha actuado “en vía administrativa con las diferentes denuncias y se han tramitado los pertinentes expedientes sancionadores, sin que concurran indicios del ilícito penal que se denuncia”.

La magistrada señala en el auto de archivo que Antonio Martínez le encargó al técnico Jaime González y a otro técnico la revisión de los pliegos de condiciones para emitir un informe previo, fijando un plazo que le pareció suficiente para su estudio, pero surgieron “diferencias entre ellos en cuanto al desarrollo de los trabajos, llegando a tener discusiones en tono elevado y a negarse el denunciante a acudir a su despacho cuando le llamaba para encargarle tareas o darle cuenta de algún asunto”.

El denunciante también había alegado que su jefe no le asignaba trabajo en varios periodos, pero la juez señala que el periodo al que se refiere –entre diciembre de 2016 y febrero de 2017– “coincide con vacaciones y disminución del trabajo”, y en el periodo de mayo a junio de 2017, “consta que recibió al menos un encargo el 22 de mayo de 2017, igualmente consta que el 19 de septiembre recibió un nuevo encargo tras entregar terminado el anterior”.

Dice la juez que el denunciante también acusaba a su superior de unas “amenazas supuestamente vertidas a través de otro funcionario” en marzo y mayo de 2017, pero “las testificales practicadas no han permitido igualmente concluir al respecto”.

El auto recuerda que corresponde al trabajador acreditar los hechos que a su juicio comportan la intimidación psicológica denunciada, tales como el aislamiento, la desocupación, los insultos, las humillaciones, la no asignación de tareas, la asignación de funciones sin contenido real o práctica, etc… “conductas que de no probarse es imposible afirmar que se fue sujeto pasivo de un acoso”.

En la denuncia de Jaime González, “aceptando una mera relación laboral entre ambos, continuas quejas y discusiones que han dado origen a expedientes sancionadores, lo que no se acredita es la pretendida intencionalidad y que esta actuación venga determinada, como afirma el denunciante, por el hecho de haber procedido a denunciar las posibles irregularidades en materia de contratación en la Consejería, pues se acredita una relación laboral difícil y conflictiva desde el principio, sin que se aprecien actuaciones intencionadas en los términos pretendidos, por lo que procede acordar el sobreseimiento provisional sin perjuicio de las acciones que el denunciante pudiera continuar o entablar en la vía jurisdiccional que estime pertinente”, concluye la resolución.

Otro juzgado, en este caso el de Instrucción número 10 de Sevilla, absolvió el 30 de noviembre de 2015 al jefe de este funcionario de un delito leve de amenazas, después de que el denunciante no compareciera a la vista oral, por lo que la Fiscalía pidió la absolución.

Tras la denuncia del funcionario de Medio Ambiente, el mismo juzgado de Instrucción número 8 de Sevilla investigó a varios altos cargos relacionados con las contrataciones de los medios aéreos del Infoca, como el mencionado jefe de Contratación, Antonio Martínez, y al director general de Gestión del Medio Natural, Javier Madrid Rojo, entre otros.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios