DIARIO DE ALMERÍA En la batalla del coronavirus: mantenemos nuestra cita en los quioscos con despliegue informativo sobre la pandemia

Javier Perianes. Pianista

"El último Chopin acaricia el primer impresionismo"

  • El músico onubense ha presentado su último disco en el sello Harmonia Mundi, en el que traza algunas líneas que relacionan a Chopin con Debussy.

…les sons et les parfums: Obras de Chopin y Debussy. Javier Perianes. Harmonia Mundi

Hace tiempo que Javier Perianes (Nerva, 1978) es una de las principales puntas de lanza de las jóvenes generaciones de intérpretes españoles. Si, como afirma Alfred Brendel, la madurez de los pianistas no llega hasta los 40, aún le quedan algunos años para alcanzarla. Pero si se juzga por su trabajo discográfico, que presenta en exclusiva desde hace tiempo con la multinacional francesa Harmonia Mundi, su trayectoria resulta de una solidez y un equilibrio admirables. Tras sus celebrados trabajos dedicados monográficamente a Falla y Beethoven, Perianes busca ahora los puntos de contacto de dos compositores separados por varias generaciones de artistas, Frederic Chopin y Claude Debussy.

-Después de mucho tiempo de convivir con la música de Chopin y Debussy, de tocarla en concierto, por fin dedica un disco conjunto a ambos compositores. ¿Por qué justo ahora?

-Durante estas últimas temporadas he tenido en efecto el privilegio de presentar en muchos recitales este apasionante maridaje entre estos dos poetas y compositores que consagraron gran parte de su inspiración hacia el piano. El proyecto estaba previsto por la compañía discográfica para este 2013 desde hace dos años. Así que ya tocaba.

-¿Qué criterio usó para la selección de las obras?

-La selección de obras ha sido un proceso realmente estimulante y precioso. Junto a dos musicólogos del nivel de Luis Gago e Yvan Nommick hemos diseñado este recorrido por diferentes estilos, géneros y momentos de ambos compositores, intentando mostrar esos paralelismos más o menos obvios que presentan.

-¿Cómo de estrechos son esos paralelismos, qué tipo de lazos relacionan a ambos compositores?

-Las relaciones entre las piezas de Debussy y Chopin son profundas, pero no evidentes a primera vista. Por ejemplo, el tema principal de la Balada en fa menor de Chopin parece haber influido en el contorno melódico del tema del preludio de Debussy que hemos elegido para titular nuestro disco, Les sons et les parfums tournent dans l'air du soir, la Barcarola de Chopin y L'Isle joyeuse de Debussy se asemejan en detalles de escritura (por ejemplo, el trino, que ejerce de elemento expresivo en ambas), pero lo que más une a las dos piezas es su luz, su atmósfera solar. La Barcarola concluye, en palabras de Ravel, en una "misteriosa apoteosis", y L'Isle joyeuse termina, según Debussy, en "la gloria del sol poniente". Las conexiones entre la Berceuse de Chopin y Clair de lune de Debussy (ambas obras en la curiosa tonalidad de re bemol), no son directamente musicales, pero sí ambientales y emocionales. Ambas obras evocan el carácter mágico de la noche -noche amorosa de los románticos, noche misteriosa de los impresionistas-. Establecen un ambiente contemplativo y, finalmente, se desvanecen en el silencio. En otros casos la relación posee un matiz rítmico (los dos primeros preludios de Chopin y Debussy), o de trabajo técnico para el pianista (los dos estudios de ambos compositores).

-¿Puede afirmarse que las armonías chopinianas adelantan el universo de Debussy?

-Personalmente, diría que el último Chopin está acariciando, por decirlo de forma poética, el primer impresionismo. Evidentemente en este trabajo que presento el Chopin más melancólico es el más cercano a Debussy.

-¿Y por qué no suele enfatizarse el carácter modernísimo de un compositor como Chopin, prisionero de tantos mitos románticos?

-Desconozco los porqués de una tradición que encasilla al genio polaco solamente como un romántico, obviando su carácter tremendamente visionario. Porque es cierto que la música de Chopin entrañó muchas de las claves y raíces de lo que estaba por venir. Su avanzado tratamiento de la modalidad, sus atrevidas disonancias armónicas… Chopin fusionó con maestría su gusto belcantista con la búsqueda de una sonoridad, de una expresión acústica que sentaría las bases del Impresionismo.

-A Chopin se le suele llamar el poeta del piano, pero curiosamente era uno de los románticos menos influidos por la literatura.

-Yo creo que le vendría mejor el término esteta del piano, aunque sin duda a su música podrían cuadrarle muchos adjetivos, y por qué no, también el de poética, pero casi prefiero no tener que calificarlo; me quedaría muy corto con cualquier definición que pudiera ofrecer de él.

-Cambiando de maestro, ¿puede realmente olerse el perfume de la música de Debussy? ¿Hace falta esa capacidad sinestésica para ahondar en su obra o todo es pura metáfora?

-Hace falta una capacidad casi de ilusionista para ejecutar el legato en un piano por cuestiones de la física del propio instrumento. Hay que creer en la autenticidad de ese legato y tener la capacidad de imaginarlo para que al oyente le llegue un resultado sonoro auténtico, además de que la propia creencia hace que utilicemos para ello mecanismos incluso inconscientes que ayudan a lograr ese resultado o intención sonora. No hay duda de que la sugestión juega un papel fundamental.

-¿Sirven los títulos de las obras de Debussy, tan poéticos y sugerentes, como guías para la interpretación o la escucha de sus obras, ofrecen claves para acercarse a ellas o se trata de meros ornamentos, de simples figuras literarias?

-Relativamente, ya que si, como suponemos, los títulos fueron adjudicados tras la composición de las obras, más que inspiración para el compositor fueron más bien al contrario: es el resultado musical el que inspiró a Debussy a titular la obra a posteriori, lo que en los preludios se aprecia de manera evidente.

-¿Le llevará Debussy algún día hasta Olivier Messiaen o no se reconoce en esa música más tardía?

-Desde luego que la asociación que usted propone es sin duda sugerente e interesantísima. Le robo la idea para el futuro, jajaja.

-En sus últimos discos ha pasado de Beethoven a Chopin y Debussy, y el próximo estará dedicado a Mendelssohn, un compositor cuya obra pianística es mucho menos conocida. ¿Qué valores destacaría de ella?

-Me hace mucha ilusión poder recrear diferentes facetas de un compositor que desde el punto de vista pianístico está tan poco programado. Desde las célebres Romanzas sin palabras hasta el Mendelssohn que mira a Bach con los Preludios y fugas, pasando por una obra maestra como las Variaciones serias y sin olvidar el Mendelssohn más virtuoso como el del Rondó capriccioso. En definitiva, creo que será un viaje apasionante por la producción de un músico fundamental en la historia de la música.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios