Motor

La DGT recomienda llevar las luces del coche siempre encendidas

La DGT recomienda llevar las luces del coche siempre encendidas La DGT recomienda llevar las luces del coche siempre encendidas

La DGT recomienda llevar las luces del coche siempre encendidas

La Dirección General de Tráfico ha recomendado la utilización de las luces si no se tiene luz diurna. Ha señalado que hay que encender la de cruce durante el día en las carreteras, dentro de los túneles, en los carriles especiales y con escasa visibilidad. Se trata de un recordatorio fundamental para no tener accidentes durante la circulación de los vehículos. 

Las personas no se percatan de estos detalles, por ello, Tráfico recuerda el uso de estos elementos que se suelen encender, sobre todo, cuando se hace de noche. Sin embargo, hay tramos en los que, también, son importantes para que los coches, motocicletas o camiones sean vistos. Asimismo, hay que diferenciar entre las distintas luces que tienen los vehículos. 

Por un lado, se encuentran las luces de cruce, o corto alcance, necesarias y obligatorias entre la puesta y la salida del sol, de noche, con niebla, en túneles, y en general en situaciones de baja visibilidad. Tráfico ha señalado que se deben utilizar las 24 horas del día, apuntando al caso concreto de los coches que no incorporan iluminación diurna, una tecnología que por suerte se ha impuesto de serie en los últimos años.

Otros tipos de luces del vehículo

Además de las de cruces, se encuentran las luces de largo alcance, las cuales han de utilizarse fuera de los núcleos urbanos, en vías insuficientemente iluminadas. Pero siempre que te cruces con otros vehículos has de desconectarlas, para evitar deslumbramientos. Otras son las luces antiniebla, que sólo deben utilizarse con niebla, evidentemente, con lluvia y nieve densa. 

Existen otras luces que son las antiniebla, la cuales suelen generar más dudas y, sobre todo, situaciones incómodas cuando no se utilizan correctamente. Los coches incluyen una iluminación antiniebla trasera y, en la mayoría de los vehículos, faros antiniebla delanteros. Estos son unos pilotos con una iluminación muy potente y deslumbran mucho.

Por ello, no se deben usar durante la noche y solo hay que conectarlos, excepcionalmente, con una niebla muy espesa, o cuando haya lluvias o unas nevadas de gran intensidad. En el momento en que esa situación de baja visibilidad remite, hay que apagarlos al momento.

Las luces antiniebla delanteras deben utilizarse desde el primer momento en que la niebla aparezca, y aunque no sea muy espesa, también durante las lluvias o las nevadas. Al alumbrar más abajo y hacia los márgenes de la carretera, la DGT también autoriza y recomienda su uso en carreteras muy estrechas y con curvas.

Por último, hay que tener en cuenta que los faros antiniebla siempre han de utilizarse con las luces de corto alcance y nunca se deberían utilizar en combinación con la iluminación de largo alcance en los tramos con niebla, puesto que también puede deslumbrarnos por el efecto de reflexión.

Tags

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios