DÍA INTERNACIONAL DE LA MUJER

Día Internacional de la Mujer: Las pioneras del automovilismo

  • De Emilia Pardo Bazán a la inventora del intermitente, han sido muchas las que han demostrado que la automoción también es cosa de mujeres

Catalina García, la primera española con permiso de conducir, posa junto a su autobús. Catalina García, la primera española con permiso de conducir, posa junto a su autobús.

Catalina García, la primera española con permiso de conducir, posa junto a su autobús.

Aunque parece que es un territorio exclusivo para hombres, lo cierto es que la historia también nos deja grandes figuras femeninas que han tenido un papel importante en el mundo de la automoción.

Nos sumamos al Día Internacional de la Mujer y vamos a ahondar en algunas historias inspiradoras que tuvieron a valientes mujeres como protagonistas. Mujeres que, contra viento y marea, lucharon por participar y triunfar en el mundo del motor y, en especial, en las carreras. En el Día Internacional de la Mujer recordamos aquellas figuras que se convirtieron en pioneras dentro de un sector en el que el hombre predominaba.

Emilia Pardo Bazán, primera mujer en conducir un vehículo

La literata gallega, famosa periodista, escritora, novelista, ensayista o poeta, entre otras cosas, era una gran defensora de los derechos de las mujeres, y en 1904 se convirtió en la primera mujer española en conducir un vehículo, algo inusitado en la época.

Retrato de Emilia Pardo Bazán realizado por Vaamonde en 1894. Retrato de Emilia Pardo Bazán realizado por Vaamonde en 1894.

Retrato de Emilia Pardo Bazán realizado por Vaamonde en 1894.

Catalina García González, primera mujer con carné de conducir

Catalina García cargaba truchas de La Robla a Madrid con apenas 14 años, pero con 20 ya realizaba un servicio regular en su coche de caballos para cuatro-cinco pasajeros, aunque sin poseer carné de conducir. Era 1918 y las mujeres debían presentar una autorización paterna o marital para sacarse el carné. En 1925 lo obtuvo y se examinó con su propio coche, convirtiéndose en la primera mujer con permiso de conducir en España.

'La mujer más rápida de la tierra' 

Hablar de Elisabeth Levitt es hablar de la pionera en la emancipación femenina, la conducción de automóviles por mujeres, y el automovilismo deportivo. Compitió con éxito en Gran Bretaña y consiguió el récord acuático de velocidad y el femenino de tierra. Enseñó a conducir a la Reina Alejandra y a las princesas reales. En 1905 estableció el récord de distancia femenino, y ese mismo año consiguió el de velocidad femenino en tierra.

Elisabeth Dorothy Levitt, en un retrato de la época. Elisabeth Dorothy Levitt, en un retrato de la época.

Elisabeth Dorothy Levitt, en un retrato de la época.

Camille Du Gast, una todoterreno

Fue la segunda mujer piloto profesional de carreras a nivel internacional. En 1899, la francesa Madame Labrousse compitió en la carrera oficial de París-Spa consiguiendo el quinto puesto en la categoría de tres plazas. Sin embargo, Du Gast fue más allá y participó en 1901 en la carrera París-Berlin con su taxi y quedó en 15ª posición; después, tres años más tarde, participó en la carrera París–Madrid y consiguió el cuarto puesto.

Camille Du Gast, en una competición. Camille Du Gast, en una competición.

Camille Du Gast, en una competición.

Florence Lawrence: de actriz a inventar el intermitente

Muchas veces nos preguntamos cómo se inventaron algunos objetos cotidiano de nuestro día a día. Florence Lawrence fue una de las actrices más reconocidas de los inicios de siglo XX, con casi 300 películas, pero también era una apasionada del motor. Tanto, que llegó a diseñar un artilugio en forma de palo que se movía para indicar si el vehículo iba a girar, además de una señal de 'Stop' que se veía en la parte trasera cuando el conductor accionaba el freno. Sin saberlo, Lawrence había inventado los intermitentes y la luz de freno. Aunque no patentó estos sistemas, su aportación fue decisiva para el futuro de la industria.

El origen del limpiaparabrisas

La ranchera y viticultora de Alabama Mary Anderson (1866-1953) viajaba en taxi cuando se percató que el conductor tenía que parar constantemente para quitar el agua, el hielo y la suciedad que se acumulan en los cristales. Esa situación le dio una idea y la puso en práctica en seguida. Había inventado el limpiaparabrisas, aunque, a pesar de haber patentado la idea, no llegó a tener comprador. Casualmente, una vez se expiraron los derechos, el limpiaparabrisas se comenzó a instalar de serie en la mayoría de los modelos. 

Jutta Kleinschmidt, Mary Barra, María Teresa de Filippis… Son muchas las figuras femeninas que superaron las barreras machistas y que han abierto un paso a nuevas generaciones que quieren dar que hablar en un mundo ya no tan reservado para hombre.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios