Ecología

Pedro Sánchez argumenta que 20 años son más que suficientes para la transición al coche eléctrico

  • El presidente del Gobierno asegura que un horizonte de más de dos décadas da certidumbre al automóvil en la descarbonización.

Pedro Sánchez, presidente del Gobierno. Pedro Sánchez, presidente del Gobierno.

Pedro Sánchez, presidente del Gobierno. / Efe

Comentarios 21

El presidente del Gobierno, Pedro Sánchez, ha asegurado que el horizonte de más de 20 años que ha propuesto el Gobierno para prohibir la matriculación de vehículos con emisiones directas de dióxido de carbono (CO2) desde 2040 genera "certidumbre" a los inversores del sector del automóvil.

Durante el pleno en el Congreso de los Diputados, Sánchez indicó que este período de tiempo permite tanto al Gobierno como al sector de la automoción en España poder trabajar hacia una transición ecológica "ordenada".

Así, resaltó que la automoción en España genera 300.000 empleos directos y más de dos millones de puestos de trabajo indirectos, al tiempo que recordó que las plantas nacionales exportan el 80% de los vehículos que fabrican.

"Si uno mira los calendarios que se están planteando otros países donde nosotros vendemos nuestros coches, en cuanto a la prohibición de matricular automóviles de combustión, estos países se marcan un período de en torno a 2030 y 2040 y nosotros hablamos de 2040 y 2050", añadió.

Así, afirmó que hay que llevar a cabo una transición ecológica ordenada para que los países del entorno de España sigan comprando los vehículos que se fabrican en el territorio nacional, al tiempo que resaltó el compromiso firme con este proceso del conjunto de las instituciones públicas.

Además, el presidente del Gobierno puso de manifiesto la relevancia de la interlocución con el sector del automóvil, por lo que destacó el acuerdo estratégico que se está preparando en estos momentos.

Así, aseguró ser "consciente" de que actualmente la demanda de vehículos eléctricos "es escasa" y afirmó que, por ello, desde el Ejecutivo están implantando medidas para impulsarla, como un programa de ayudas a la movilidad, basado en las energías alternativas, la eliminación de la figura del gestor de carga, el mantenimiento de una tarifa eléctrica específica con discriminación horaria para favorecer la recarga en horas 'supervalle' o realizando la trasposición de varias directivas relativas a la eficiencia energética de los edificios. 

El Gobierno acompañará al sector

Por su parte, la ministra para la Transición Ecológica, Teresa Ribera, ha defendido que el peso de la industria de la automoción en el empleo y la economía de España es de tal magnitud que el Gobierno tiene la obligación de acompañar al sector en la transición hacia una movilidad eficiente y sostenible.

Ribera ha asegurado en la sesión de control al Ejecutivo en el Congreso de los Diputados que 2040 es una "buena fecha" para limitar las matriculaciones de automóviles que no sean de cero emisiones (gasolina, diésel e híbridos) en España, subrayando que el Gobierno está en condiciones de trabajar con el sector para acompañarlo en su proceso de transformación.

"Estamos en condiciones de trabajar con el sector de tal manera que de aquí a 22 años acordemos un plan que ayude a la innovación y a la capacitación de los mercados laborales. La demanda mundial evoluciona muy rápidamente y el sector del automóvil de España no puede perder el tren", ha contestado la titular para la Transición Ecológica a la pregunta del diputado popular Guillermo Mariscal sobre cómo afectará la propuesta del Ejecutivo de prohibir la matriculación de vehículos con emisiones directas de dióxido de carbono (CO2) desde 2040 y la circulación desde 2050.

Por su parte, Mariscal le ha reprochado que el equipo socialista no ha calculado el impacto económico de la medida ni las consecuencias "indeseadas". "No han escuchado a las fábricas, ni a la industria auxiliar ni a las estaciones de servicio. El resto de socios europeos no han prohibido ninguna tecnología, sino que han planteado medidas en el medio y largo plazo", ha apuntado.

Ribera se ha mostrado sorprendida por la "demagogia" del diputado popular y ha insistido en que el Ejecutivo tan solo intenta cumplir con los compromisos internacionales en materia medioambiental, como son la reducción de emisiones y la mejora de la calidad del aire.

En este sentido, ha destacado que fabricantes como Volvo Cars se han comprometido ya a dejar de producir coches que no sean híbridos o puramente eléctricos a partir de 2019. "Tenemos que trabajar con la industria y sindicatos", ha indicado.

En la Cámara Baja, el presidente del Gobierno, Pedro Sánchez, también ha defendido que el horizonte de más de veinte años que ha propuesto el Gobierno para prohibir la matriculación de vehículos con emisiones directas de dióxido de carbono (CO2) desde 2040 genera "certidumbre" a los inversores del sector del automóvil, resaltando que período de tiempo permite tanto al Ejecutivo como al sector de la automoción poder trabajar hacia una transición ecológica "ordenada".

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios