CORONAVIRUS

El automóvil afronta la segunda semana del estado de alarma

  • Concesionarios, talleres y fábricas cerradas, desplome de las ventas, miles de empleos afectados por ERTEs… el automóvil afronta una dura situación.

Imagen de una fábrica de coches. Imagen de una fábrica de coches.

Imagen de una fábrica de coches.

El automóvil está siendo uno de los más afectados por la epidemia del coronavirus. En esta segunda semana del estado de alarma son numerosas las medidas que hemos conocido así como los datos de actividad de los concesionarios y los talleres. Hacemos un repaso aquí de cómo está afectando al automóvil la segunda semana del estado de alarma.

Las ventas se desploman

Es una de las primeras consecuencias que está teniendo la pandemia. Como los concesionarios están cerrados, los talleres también (salvo emergencias) y lo mismo ocurre con las fábricas, que también están cerradas.

Estas características han hecho que las ventas de coches se desplomen en la primera semana del estado de alarma.

En concreto, y según datos de la consultora MSI para la Federación de Asociaciones de Concesionarios de la Automoción (Faconauto), las matriculaciones de turismos y todoterrenos en España experimentaron una fuerte reducción del 85,3%, hasta alcanzar un volumen de 4.169 unidades, durante la primera semana en la que ha estado en vigor la declaración de estado de alarma como consecuencia de la propagación del coronavirus.

Las unidades que se matricularon en los primeros días laborables después de la puesta en marcha de este paquete de medidas por parte del Gobierno para luchar contra el coronavirus corresponden a operaciones que ya se habían cerrado con anterioridad, por lo que ya estaban pagadas o cuya financiación había sido abonada y de las que solo quedaba pendiente su matriculación.

Los talleres tienen una caída del 99%

Es otra de las actividades que se ha derrumbado. Hablamos de los talleres que recibieron 2.370 peticiones de reparación urgente durante los cinco primeros días desde la declaración del estado de alarma, lo que supone una actividad "prácticamente inexistente" (-99%) comparada con los 240.000 pasos de taller de media que registran semanalmente los concesionarios cuando operan a pleno rendimiento.

Este hecho ha desembocado en que la Confederación Española de Talleres de Reparación de Automóviles y Afines (Cetraa) y la Federación Española de Empresarios Profesionales de Automoción (Conepa) han solicitado la aprobación "con carácter de urgencia" de Expedientes de Regulación Temporal de Empleo (ERTEs) por fuerza mayor en el sector a causa del impacto del coronavirus.

Nuevos expedientes de regulación temporal de empleo

También esta semana han empezado a presentarse numerosos ERTEs en la industria de la automoción.

Por ejemplo hemos conocido que el grupo automovilístico Renault ha presentado un Expediente de Regulación Temporal de Empleo (ERTE) por "causa de fuerza mayor" para el total de la plantilla de Renault España, unos 11.650 trabajadores, debido a la expansión del brote de coronavirus.

Además, las mismas fuentes han indicado que de esos 11.650 empleados, más de 300 quedarán fuera del ERTE, ya que son personas consideradas "imprescindibles" para el seguimiento de la compañía.

Otra compañía que ha presentado sendos ERTEs ha sido PSA. El Grupo constructor francés ha pactado un ERTE con la mayoría del comité de empresa de la planta de Figueruelas (Zaragoza) y también en la fábrica de Vigo que afecta a cerca de 7.000 empleados.

Nuevos cierres de plantas

También hemos conocido hoy nuevos cierres de plantas. Si en España todas las plantas ya están cerradas o a punto de cerrarse, tanto en Europa como en el resto del mundo está ocurriendo algo similar.

Por ejemplo, hoy hemos conocido que el grupo automovilístico Ford suspenderá su producción durante "varias semanas" en sus factorías de India, Sudáfrica, Tailandia y Vietnam para evitar la propagación del coronavirus, según ha indicado la compañía, que ya había anunciado el cierre de sus instalaciones en Europa, Estados Unidos y Sudamérica por el Covid-19.

Y también hemos sabido que Toyota interrumpirá la producción durante varias jornadas en siete líneas de producción de cinco fábricas japonesas debido al descenso de la demanda provocado por el brote de coronavirus.

"Debido a la situación del mercado y a la disminución de la demanda en el extranjero, hemos decidido detener siete líneas de producción en cinco plantas a partir del 3 de abril", ha subrayado la empresa en un comunicado.

En definitiva, el automóvil ahora mismo está en ‘schock’, si bien esperemos que poco a poco, una vez que pase la epidemia, la normalidad se vaya recuperando.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios