Nuevo modelo

Mercedes sigue apostando por los monovolúmenes y renueva el Clase B

  • Mercedes sigue apostando por los monovolúmenes y renueva el Clase B

Mercedes-Benz Clase A 2019. Mercedes-Benz Clase A 2019.

Mercedes-Benz Clase A 2019.

Los monovolúmenes es uno de los segmentos que más están cayendo dentro del mercado español.

Si en 2017, entre los meses de enero y octubre, se comercializaron cerca de 90.000 monovolúmenes en España, este año, en los mismos meses de 2018, esta cifra ha bajado más de un 7% hasta las 83.300 unidades. 

Este descenso tiene todavía más importancia si lo comparamos con el mercado español en general que crece a un ritmo del 10%.

¿Esto qué significa? Pues que los monovolúmenes también están sucumbiendo al empuje de los SUV. De hecho, casi podríamos decir que los SUV prácticamente están sustituyendo a los monovolúmenes e incluso también a las berlinas.

Sin embargo y pese a ese cambio de tendencia, hay marcas que siguen apostando por este tipo de modelos. Una de ellas es Mercedes-Benz que acaba de presentar el nuevo Clase B. Se trata de la tercera generación de este monovolumen de tamaño contenido.

Esta nueva generación es más dinámica. Esta nueva generación es más dinámica.

Esta nueva generación es más dinámica.

¿Y por qué Mercedes siguen apostando por los monovolúmenes? Bueno, pues para responder a esta pregunta basta con mirar las cifras de ventas que Mercedes ha tenido con el Clase B desde que lo lanzara en 2005. Nada menos que 1,5 millones de unidades vendidas.

Se trata de un dato más que relevante. Y si a esta cifra añadimos que este nuevo Clase B comparte muchos elementos con el ya conocido Clase A, pues entonces comprobamos que todo cuadra.

Más dinámico

Eso sí, pese a que Mercedes-Benz sigue confiando en los monovolúmenes, eso no significa que tienen que hacer modelos poco atractivos. De hecho, el diseño y el comportamiento eran algunos de los aspectos que los usuarios pedían que Mercedes mejorase en esta nueva generación.

De ahí que este nuevo Clase B destaque por un diseño más atractivo y menos redondeado. Ahora las formas son más fluidas y dinámicas. A ello hay que añadir la llegada de una nueva plataforma para el Clase B.

El interior destaca por sus pantallas digitales. El interior destaca por sus pantallas digitales.

El interior destaca por sus pantallas digitales.

Estamos hablando de la misma estructura que tiene el Clase A, es decir un bastidor que mejora en rigidez, ligereza y confort de marcha, con una mayor cantidad de material aislante. Esta nueva plataforma, además, es ligeramente más grande que la de su antecesor. En concreto, la distancia entre ejes ahora es de 2,72 metros, lo que supone un incremento del habitáculo y del  el maletero.

Continuando con las dimensiones, comprobamos que este nuevo Clase A mide 4,41 metros de largo (2 centímetros más), 1,79 metros de ancho (1 centímetro más) y 1,56 metros de alto (1 centímetro). Otro elemento que se ha mejorado es el CX, que ahora pasa a ser de 0,24 (antes era de 0,25).

En cuanto al maletero, el Clase B ofrece 455 litros de capacidad, cifra que puede llegar hasta los 705 litros, o incluso hasta los 1.540 litros en el caso de que se abatan todos los asientos.

Posición elevada e innovador

Una vez al volante, sorprende por su posición elevada de conducción. En concreto, son 9 centímetros los que el conductor va situado más arriba respecto al Clase A. Esto permite tener una mayor posición dominante frente al compacto de Mercedes.

No obstante, si tenemos que elegir con un elemento concreto, nos quedamos con la doble pantalla. Se trata de una pantalla completamente digital, que en el Clase A estaba divida en dos mitades y aquí en el Clase B está prácticamente unida. Con esta solución Mercedes nos da un avance de cómo serán los coches del futuro, cada vez con menos botonería y mandos.

Casi todas las funciones se realizan desde las pantallas. Casi todas las funciones se realizan desde las pantallas.

Casi todas las funciones se realizan desde las pantallas.

En este sentido, también nos ha llamado la atención el sistema de realidad aumentada que lo que hace es superponer capas y mostrar en la pantalla del navegador no sólo el navegador, sino también elementos como los números de las calles o flechas interactivas que nos facilitan saber por dónde tenemos que dirigirnos.

Otro aspecto que nos ha sorprendido en este nuevo Mercedes es lo que se ha llamado MBUX (Mercedes-Benz User Experience) que incorpora servicios como “Hola Mercedes”, un sistema de reconocimiento de voz que se activa con la mencionada frase “Hola Mercedes” y que permite hablar con diferentes palabras y que el coche interprete lo que queremos que ocurra. De esta manera si quieres subir la temperatura del coche basta decirle “tengo frío” para que el coche por sí solo maneje el climatizador.

También sobresale por elementos tecnológicos como un nivel 2 –sobre 5 posibles- de conducción autónoma, con dispositivos como el asistente de frenado activo, el asistente activo de cambio de carril, el asistente activo de parada de emergencia, el asistente activo de distancia o los faros Multibeam.

Dentro el Clase B es espacioso. Dentro el Clase B es espacioso.

Dentro el Clase B es espacioso.

En cuanto a los motores, este nuevo Clase B estará disponible con tres versiones diésel B 180 d (116 caballos), B 200 d (150 caballos) y B 220 d (190 caballos) y dos de gasolina B 180 (136 caballos) y B 200 (163 caballos).

De todas ellas nosotros hemos tenido la oportunidad de conducir el B 200 (gasolina), un modelo que incorpora un motor desarrollado junto a Renault y Nissan y que se caracteriza por su refinamiento, buenas prestaciones y eficiencia. Eso sí, hay que ser suave con el acelerador para mantenerse en los 6 o 7 litros. De lo contrario esta cifra aumentará notablemente.

Etiquetas

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios