PRUEBA

Peugeot 508 GT 225 CV: silueta coupé para pelear con los SUV

  • Nos ponemos al volante del último desarrollo de Peugeot. Se trata del nuevo 508, una berlina con apuesta por las formas de coupé para luchar contra el reino imperante de los SUV.

Peugeot 508 GT 225 CV: silueta coupé para pelear con los SUV Peugeot 508 GT 225 CV: silueta coupé para pelear con los SUV

Peugeot 508 GT 225 CV: silueta coupé para pelear con los SUV

En un mercado donde los SUV campan a sus anchas, Peugeot continúa su apuesta por las berlinas, aunque con una estética coupé y un enfoque que premia el dinamismo.

Esta mayor deportividad, tanto visual como de comportamiento, harán que el Peugeot 508 compita contra las berlinas tradicionales pero también contra un elenco formado por modelos como el Volkswagen Arteon, Kia Stinger o, incluso, si subimos el nivel y buscamos un ‘premium’ nuestra mirada se dirija a un Audi A5 Sportback.

Dejando de lado su estética en la que prima un poderoso frontal, con las luces de día en forma de colmillos y uno techo con un descenso acusado, toca comprobar sus medidas.

La línea de techo tiene una caída pronunciada. La línea de techo tiene una caída pronunciada.

La línea de techo tiene una caída pronunciada.

Y aquí descubrimos que, pese a que tiene un considerable tamaño, Peugeot se mantiene en los 4,7 metros de largo.

Esta medida permitirá unas plazas delanteras sobresalientes, pero sus formas de coupé desembocan en unas plazas traseras más justas. Sobre todo para aquellos pasajeros que superen los 1,8 metros.

No tanto por el espacio para las piernas y los hombros, que es bueno. Más bien por la separación para la cabeza que es ajustada.

El maletero, por su parte, dispone de 487 litros –un Arteon ofrece 563 litros- aunque su boca es amplia y las formas hacen que sea muy aprovechable.

En cuanto al comportamiento, podemos señalar que es ágil y noble. Ofrece una gran pisada y estabilidad en carretera.

La suspensión adaptativa se ajusta al tipo de conducción y, además, filtra muy bien las irregularidades del pavimento. El motor es agradable, silencioso y con buen empuje. Y si somos cuidados podremos bajar hasta los 7,5 litros/100 km.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios