DIARIO DE ALMERÍA En la batalla del coronavirus: mantenemos nuestra cita en los quioscos con despliegue informativo sobre la pandemia

EEUU

Bernie Sanders aparca su revolución socialista en EEUU

  • El senador anuncia su retirada del pulso por la nominación del Partido Demócrata para las presidenciales de noviembre

Bernie Sanders durante un acto en un barrio complicado de Los Ángeles este 'supermartes'. Bernie Sanders  durante un acto en un barrio complicado de Los Ángeles este 'supermartes'.

Bernie Sanders durante un acto en un barrio complicado de Los Ángeles este 'supermartes'. / Herb Swanson (EFE)

La "revolución" socialista que el senador Bernie Sanders proponía para transformar EEUU no ha logrado convencer al grueso de los votantes liberales, con lo que el veterano político de 78 años decidió ayer poner punto final a su campaña para lograr la nominación demócrata en las elecciones presidenciales de noviembre, lo que deja como único aspirante progresista al ex vicepresidente Joseph Biden.

"Termina la campaña, pero la lucha continúa", afirmó un comunicado del equipo de campaña de Sanders. El veterano senador, de 78 años, arrancó las primarias como favorito, pero fue perdiendo impulso a medida que la contienda, que comenzó con una veintena de aspirantes, se fue reduciendo.

Sanders, quien se define como un socialista demócrata, basó su campaña en una ambiciosa agenda para instaurar un sistema de salud público y gratuito en EEUU.

"La campaña, no sólo va a ganar las primarias, no sólo va a ganar a (el presidente) Donald Trump, que es la persona más peligrosa en la historia moderna de EEUU. Con la ayuda de ustedes, vamos a transformar el país y crear una economía y un Gobierno para todos, no sólo para el 1%", dijo al lanzar su campaña en marzo de 2019.

El moderado Biden, que fue vicepresidente de Barack Obama (2009-2017), lideraba por el momento la contienda demócrata con 1.217 delegados por delante del que hasta ahora ha sido su rival, Sanders, que contaba con 917, todavía lejos de los 1.991 compromisarios que se necesitan para obtener la nominación. Como consecuencia, y si no hay sorpresas de última hora, las elecciones presidenciales del 3 de noviembre en EEUU se decidirán entre Biden y el republicano Trump, quien ya anunció su intención de buscar la reelección.

Sanders ya intentó lograr la candidatura demócrata en 2016, pero fue derrotado en las primarias del partido por la ex secretaria de Estado Hillary Clinton, quien fue finalmente derrotada por Trump en las elecciones.Sanders era el aspirante de más edad pero al mismo tiempo el candidato de los jóvenes estadounidenses, ilusionados por una "revolución" socialdemócrata que sus padres no ven con tan buenos ojos.

A diferencia del resto de candidatos, Sanders no sacó a relucir su biografía en beneficio electoral, pero es público que nació en 1941 en un hogar humilde de Brooklyn (Nueva York), de inmigrantes judíos del este de Europa.

Aunque dio el salto al estrellato nacional en 2016, Sanders tiene una dilatada carrera política en las instituciones que empezó como alcalde de Burlington (Vermont) de 1981 a 1989, siguió como representante a la Cámara Baja de EEUU de 1991 a 2007 y luego como senador hasta la fecha.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios