Mundo

Turquía detecta "sustancias tóxicas” donde desapareció el periodista Khassoghi

  • El rey saudí promete a EEUU una inspección “transparente” para averiguar su paradero

El secretario de Estado de EEUU, Michael Pompeo, durante su reunión con el rey Salman bin Abdelazi, zeste martes en Riad. El secretario de Estado de EEUU, Michael Pompeo, durante su reunión con el rey Salman bin Abdelazi, zeste martes en Riad.

El secretario de Estado de EEUU, Michael Pompeo, durante su reunión con el rey Salman bin Abdelazi, zeste martes en Riad. / EFE / departamento de Estado de EEUU (Riad)

El caso del periodista saudí Jamal Khashoggi no está ni mucho menos cerrado. Su rastro se perdió el 2 de octubre tras entrar en el consulado de su país en Estambul y aún no se conoce su paradero, incluso medios estadounidenses apuntaban este martes a que Arabia Saudí estaba dispuesta a admitir que el reportero crítico con el régimen del rey Salman ben Abdelaziz murió durante un interrogatorio.

El presidente de Turquía, Recep Tayyip Erdogan, ha afirmado este martes que durante el registro de nueve horas llevado a cabo por investigadores otomanos el pasado lunes en el consulado saudí la Policía turca halló "sustancias tóxicas" y "cosas que se eliminaron pintando encima". "Se hace una investigación de qué son y qué no son unas cuantas cosas que se eliminaron pintando encima, tóxicos, etcétera", dijo Erdogan tras un discurso en el Parlamento.

Los agentes otomanos sacaron de la legación dos furgonetas con muestras. "Nuestro deseo es que de ahí salga un resultado que nos permita formarnos una opinión", agregó el presidente.

Horas después del registro, el cónsul saudí en Estambul, Mohamed Ibrahim Otaibi, regresaba a su país en avión, antes de que la Policía turca accediera a su residencia. Fuentes del Gobierno turco indicaron a la cadena CNNTürk que el cónsul decidió irse del país "por su propia voluntad", sin que mediara una decisión de Ankara.

Entretanto, el rey saudí, Salman ben Abdelaziz, se comprometía este martes ante el secretario de Estado de EEUU, Mike Pompeo, a llevar a cabo una investigación "completa, transparente y oportuna" sobre la desaparición de Khashoggi.

Enviado a Arabia Saudí en un viaje relámpago por orden del presidente Trump para abordar el escándalo, Pompeo agradeció al monarca su "compromiso" con la investigación, según afirmó la portavoz del Departamento de Estado, Heather Nauert. El responsable de la diplomacia estadounidense mantuvo reuniones separadas con el rey, con el príncipe heredero, Mohamed ben Salman, y con el ministro de Exteriores, Adel al Yubeir.

En la reunión con Al Yubeir, Pompeo "reiteró la preocupación de EEUU por la desaparición de Jamal Khashoggi", según informó el Departamento de Estado.

La agencia oficial saudí SPA sólo informó de que en las reuniones se trataron las relaciones bilaterales, sin hacer mención al caso del periodista. Los medios saudíes sí difundieron imágenes de los encuentros, en los que Pompeo fue recibido de forma amistosa y entre sonrisas por los dignatarios del país árabe.

El presidente estadounidense, que hace días amenazó con imponer un "castigo severo" a Arabia Saudí en caso de que se confirmase el asesinato, ha rebajado el tono en los últimos días.

La alta comisionada de Naciones Unidas para los Derechos Humanos, Michelle Bachelet, urgió este martes por su parte a los gobiernos de Arabia Saudí y Turquía que "revelen todo lo que saben" sobre Khashoggi.

Bachelet instó a las autoridades de ambos países "a asegurar que no se pongan más obstáculos en el camino de una investigación pronta, profunda, efectiva, imparcial y transparente" para resolver lo que puede ser un "posible asesinato extrajudicial". "En vista de la seriedad de la situación que rodea la desaparición de Khashoggi, creo que la inviolabilidad o la inmunidad de lugares oficiales amparados por la Convención de Viena de 1963 sobre relaciones consulares no debería aplicarse".

Etiquetas

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios