Mundo

Maduro da orden para expulsar a la embajadora de la UE

  • Caracas responde a las sanciones contra funcionarios chavistas y urge a la diplomática a abandonar el país

  • El Gobierno entrega notas de protesta a España y tres países más

El canciller venezolano, Jorge Arreaza (i), entrega al encargado de Negocios de España, Juan Fernández Trigo, una nota de protesta. El canciller venezolano, Jorge Arreaza (i), entrega al encargado de Negocios de España, Juan Fernández Trigo, una nota de protesta.

El canciller venezolano, Jorge Arreaza (i), entrega al encargado de Negocios de España, Juan Fernández Trigo, una nota de protesta. / Rayner Peña / Efe

El Gobierno venezolano declaró este miércoles persona non grata a la embajadora de la UE en el país, la portuguesa Isabel Brilhante, y le dio un plazo de 72 horas para abandonar la nación caribeña, en respuesta a las sanciones aprobadas por el bloque comunitario contra 19 funcionarios. El ministro venezolano de Relaciones Exteriores, Jorge Arreaza, entregó el documento a Brilhante en la sede de la Cancillería, después de que el Legislativo emplazara al Ejecutivo a tomar esta medida al considerar que la UE hace injerencia en asuntos internos.

"Hoy, por decisión del presidente Nicolás Maduro, hemos entregado en sus manos, a la señora Isabel Brilhante la declaración como persona non grata. Se le ha dado un plazo de 72 horas para abandonar el territorio venezolano", dijo Arreaza tras reunirse con la embajadora. El canciller sostuvo un encuentro privado con Brilhante que duró cerca de una hora y que sirvió para, dijo, explicarle "la falta de respeto a la Constitución" que suponen las sanciones europeas contra altas autoridades de Venezuela. "Hemos llamado la atención (de la UE), ojalá que haya una evaluación sosegada, que hagan un proceso de análisis reflexivo, que puedan deponer esas injerencias y actitudes prepotentes", prosiguió el canciller.

Arreaza también espera que el bloque europeo "deje de ser un apéndice de la élite dominante", en alusión a EEUU y que "aprenda a respetar a los países independientes". No obstante, afirmó tener esperanzas para que en el futuro se puedan "reconstruir los puentes de entendimiento y diálogo" entre Venezuela y la UE que ha aprobado 55 paquetes de sanciones económicas en los últimos años.

La Asamblea Nacional (AN, Parlamento), de clara mayoría chavista, había aprobado un día antes un acuerdo mediante el que solicitaba a Maduro que expulsara a Brilhante en respuesta a las sanciones aprobadas, que incluyen a varios diputados.

Bruselas insta a Maduro a revertir la decisión de expulsar a la portuguesa Brilhante

Dicho acuerdo también exhortó al Ejecutivo a "declarar persona non grata a Brilhante" y solicitaron que se "revise el acuerdo de funcionamiento mediante el cual autorizó la apertura" de la oficina de la UE en Venezuela. El 29 de junio de 2020, Maduro ya ordenó a Brilhante la salida del país, una decisión que revocó el 2 de julio, con la esperanza de que la decisión facilitara el diálogo entre la UE y Venezuela.

Bruselas reaccionó al anuncio pidiendo al Gobierno de Maduro que "revierta" su decisión sobre. "La UE lamenta profundamente esta decisión que no hará más que aislar a Venezuela internacionalmente. Pedimos que se revierta esta decisión", dijo la portavoz del Servicio Europeo de Acción Exterior (SEAE), Nabila Massrali. "Venezuela sólo superará su crisis actual a través de la negociación y el diálogo, al que la UE está completamente comprometida", pero añadió que esta medida "socava" esa voluntad de cooperación.

Horas después, el Ejecutivo chavista entregó notas de protesta a los jefes de las misiones diplomáticas de España, Francia, Países Bajos y Alemania. Arreaza sostuvo una reunión privada en la sede la Cancillería con los embajadores de Francia, Romain Nadal, y Alemania, Daniel Kriener, así como con los jefes de misión de España, Juan Fernández Trigo, y Países Bajos, Robert Schuddeboom. Junto a las respectivas notas de protesta, cada diplomático recibió, de manos de Arreaza, un ejemplar de la Constitución venezolana y de la Carta de la Organización de la ONU, documentos a los que, según el Gobierno, les han faltado al respeto algunos ejecutivos europeos.

Arreaza explicó que les entregó una copia, pues "es de suponer que un diplomático en Venezuela debe conocerlas a la perfección", algo que considera que no sucede.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios