Cultura

Almería recuerda la figura de Juan Ruiz Miralles a los cinco años de su muerte

  • El creador almeriense tuvo una vida muy activa, aunque encontró en la fibra de chumbera una materia para revolucionar el mundo del arte

Juan Ruiz Miralles en su estudio donde realizaba sus obras con la fibra de la chumbera. Juan Ruiz Miralles en su estudio donde realizaba sus obras con la fibra de la chumbera.

Juan Ruiz Miralles en su estudio donde realizaba sus obras con la fibra de la chumbera.

Cinco años se cumplen hoy lunes de la muerte del artista almeriense Juan Ruiz Miralles. Con su fallecimiento el mundo del arte perdía a un creador que había revolucionado el mundo de la pintura creando lo que denominó el expresionismo abstracto.

Juan Ruiz Miralles nace en Almería en 1930. Durante seis años estudió en la Pintura en la Escuela de Artes de su ciudad natal, y en la Superior de Bellas Artes de Santa Isabel de Hungría en Sevilla.

Para Miralles, el arte estuvo en su vida desde siempre, dibujando todo lo que le rodeaba, incluso las pesetillas de las carabelas con las que luego compraba caramelos a los nueve años. Su obra al principio se configuraba como hiper-realista pero a mediados del siglo pasado rompió moldes y pasó a la copia minuciosa de la naturaleza, utilizando diversos materiales como la piedra, el metacrilato, resinas, etc.

Juan R. Miralles cursó estudios en la Escuela Superior de Bellas Artes Santa Isabel de Hungría, hacia 1952, con Lucio Muñoz, que para él fue uno de los grandes y por el que siempre sintió una enorme admiración.

Para Juan Ruiz Miralles trabajar con la fibra de la chumbera era una experiencia que estaba envuelta de mucha magia. “Cuando estoy cortando cada trozo, ya estoy viendo para que me sirven. He notado que esta materia es tan generosa que te admite los colores más agresivos, no resultan estridentes en el conjunto. La fibra de la chumbera es ya escasa en Almería, no queda tanta, porque entre pastores e invernaderos está desapareciendo” señalaba en una entrevista a Diario de Almería tres meses antes de su muerte.

“Aparte de mis primeros años en el arte, siempre he intentado ser original con otras materias. He usado todas las materias que he tenido a mi alcance, pero cosas increíbles. Tengo cuadros hechos con agua mezclada con óxido y las formas son impresionantes, otros con metacrilatos. He hecho muchos murales y mucha obra, pero yo verdaderamente he expuesto poco y se han notado poco los cambios. Ahora estoy entre el color y la materia”, confesaba el artista.

Ruiz Miralles recordaba sus primeros trabajos artísticos. “Tengo trabajos sobre La Chanca que realice hace más de 40 años y donde transformé la figura humana, sus calles, su ambiente y su Alcazaba, todo eso está hecho muy sintéticamente y creo que con mucha expresividad”, contaba hace cinco años.

Miralles no dejó nunca de acercarse de manera constante a la naturaleza. En un momento de su vida, decide aparcar los pinceles y comienza un trabajo de creación/investigación con un material que le representa en todos sus ámbitos. Juan Ruiz Miralles fue ante todo un almeriense que luchó por su ciudad, y nada más representativo de esta tierra para él que la chumbera. En uno de sus muchos paseos, vio un montón de “pencas” ya secas, y encontró en ellas mucho más de lo que a simple vista parecían. Hizo arte con ellas.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios