Cultura

Álvaro Morte: “No podemos ofrecer a los jóvenes un teatro clásico aburrido”

  • El popular profesor de ‘La casa de papel’ y director de ‘El Lazarillo’ mantiene un encuentro con estudiantes

Álvaro Morte. Álvaro Morte.

Álvaro Morte. / D.A.

No pudo haber mejor aperitivo para estrenar las XXXVI Jornadas de Teatro del Siglo de Oro. Un encuentro con estudiantes de artes escénicas, al mediodía en la pastelería La Dulce Alianza. El protagonista, mediático y enamorado de los clásicos, Álvaro Morte, director de la obra El Lazarillo de Tormes que se representaba anoche en el teatro Apolo, y popular especialmente por su papel de El Profesor de La Casa de Papel, fue muy claro al manifestar que “no podemos ofrecer a los jóvenes un teatro clásico aburrido. Hay que romper las barreras de los prejuicios y abrirlas a todo el público”.

Álvaro Morte confiesa que “llevo muchos años con ganas de venir a las Jornadas de Teatro del Siglo de Oro de Almería. Son maravillosas y con gran calidad. Llevo muchos años siguiéndole la pista. Y me alegra no sólo la representación de mi compañía 300 Pistolas, sino también este encuentro con los estudiantes”.

A su lado, el concejal de Cultura, Carlos Sánchez, afirma que “nos parecía divertido y diferente comenzar con este Lazarillo de Tormes, y después de indagar descubrimos que estaba la Compañía 300 Pistolas y un actor y director de la talla de Álvaro Morte. Un gran estreno para las jornadas”. La directora de las Jornadas del Siglo de Oro, Noelia Iglesias, añade que “es un lujo tener al actor Álvaro Morte para estrenar nuestro certamen y coincido con él en la importancia de divulgar el teatro de los siglos XVI y XVII”

En el encuentro con los estudiantes, Álvaro Morte explicó el planteamiento que pone en escena. “Intento darle una vuelta a los clásicos sin romper el mensaje. Que haya una perspectiva distinta y que tengamos una nueva visión sobre una obra que se ha podido representar tantas veces. Por eso, investigo mucho qué perspectiva no se ha contado. Y la representación es muy nueva, gamberra e hilarante”. El director y actor asegura que “del teatro lo que más me gusta es la fase de creación. Una vez puesta en escena, la promoción me interesa menos, la hago pero donde realmente disfruto es en la creación”.

A los futuros actores que le escucharon con interés les animó a que se adentren en “el teatro clásico, la esencia”, y le dio especial importancia “a la formación del actor”. Además, explicaba su proyecto para la juventud centrado en el teatro escolar, en concreto para Secundaria y Bachillerato, bajo el paraguas de la compañía ‘300 Pistolas’: “quiero hacerles llegar un teatro que les enganche y les convierta en el público del futuro”.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios