Cultura

Álvaro Villalobos escribe una novela llena de fantasía ambientada en la Alcazaba

  • 'A bordo de la Alcazaba' se presenta hoy a las 21 horas en la Ermita del monumento

La delegada de Cultura, Isabel Arévalo, acompañada del escritor Álvaro Villalobos y el editor Juan Grima, presentaron ayer el libro A bordo de la Alcazaba, en la sede de la delegación del Gobierno de la Junta. Hoy viernes, a las 21 horas, se presenta al público en general en el Salón de Usos Múltiples La Ermita del Conjunto Monumental. Posteriormente habrá una actuación de la mezzo-soprano, Desirée Halac, que interpretará canciones judías, cristianas y arábigas de época medieval.

La novela ambientada en la Alcazaba y editada por Arráez Editores, es una fábula que, a través de una historia cargada de fantasía, música, alegorías y referencias cinematográficas, aborda cuestiones como el sentido del conocimiento, el tiempo, la emigración, la herencia cultural, las relaciones económicas, la ambición y el amor. Todo ello con una prosa veloz, directa y densa y en un marco espacio-temporal que es una metáfora del mundo globalizado actual.

El joven autor, Álvaro Villalobos López (Sevilla, 1984) debutó como novelista con El afán del barro, un relato sobre la vorágine de la España de la burbuja inmobiliaria. Reside desde 2005 en París, donde se licenció en el Instituto de Estudios Políticos, trabaja como periodista para la Agencia France-Presse, tarea que lo ha llevado a varios países de Europa y América Latina. Entre sus grandes pasiones están el cine y la lengua griega, que aprendió en la adolescencia y le ha permitido ahondar en la literatura neohelénica.

En A bordo de la Alcazaba el protagonista, Martín, descubre una noche que la Alcazaba es un buque varado desde hace siglos en el centro de Almería, y al mando de su timón zarpa en busca de un misterioso actor, olvidado tras una exitosa carrera internacional. A lo largo de un periplo rebosante de sorpresas y encuentros, el muchacho va reconstruyendo su vida hasta alcanzar una revelación inesperada y valiosísima .

La Alcazaba se convierte en este libro en un gigantesco barco que permitirá al joven protagonista navegar con el objetivo firme de encontrar al olvidado actor, que no es otro que el verdadero padre de Martín.

Álvaro Villalobos, tras repasar el argumento del libro, recordó las alusiones constantes al territorio provincial y a la herencia cultural mediterránea. Habla también de un libro de búsqueda personal, donde el autor se va conociendo a si mismo, a la vez que busca otros paisajes y personajes.

Por su parte, Juan Grima, editor, destacó la importancia del Milenio como acicate cultural para conocer nuestra historia y el valor de la Alcazaba como monumento principal e icono identitario. Finalmente, la presidenta de la Asociación de Amigos de la Alcazaba, María Teresa Pérez, cuya organización ha colaborado en la edición de este libro, recordó también el valor de la Alcazaba como fuente de inspiración.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios