Cultura

Antonio López supervisa los trabajos en el entorno de la Mujer del Almanzora

  • El pintor y escultor visitaba el jueves la marcha de los trabajos de urbanización y musealización de la monumental escultura

Antonio López acompañado de Andrés García Ibáñez y Antonio Martínez Pascual. Antonio López acompañado de Andrés García Ibáñez y Antonio Martínez Pascual.

Antonio López acompañado de Andrés García Ibáñez y Antonio Martínez Pascual. / D.A.

Finalizada la cuarta jornada del VIII Curso de Realismo y Figuración que el genial artista Antonio López imparte, junto a Andrés García Ibáñez, en el Museo Ibáñez desde el pasado lunes, el artista quiso aprovechar sus últimos días de estancia en Olula del Río para comprobar in situ la marcha tanto de las obras de urbanización del entorno de su colosal Mujer del Almanzora, como de las labores de musealización de la sala existente bajo la marmórea cabeza femenina.

Durante más de una hora, y siempre acompañado por Antonio Martínez Pascual, alcalde de OIula del Río, y Andrés García Ibáñez, presidente de la Fundación de Arte Ibáñez Cosentino, amigo personal de López y alma mater de todo el inmenso proyecto cultural gestado en la población almanzorí en torno al Museo Ibáñez, Antonio López pudo comprobar la buena marcha de los diferentes trabajos que se están realizando con el objetivo de engrandecer el entorno de la monumental escultura con la que el pintor y escultor manchego, referente internacional del Realismo contemporáneo, ha querido testimoniar su compromiso con Olula del Río, la provincia de Almería, la Fundación de Arte Ibáñez Cosentino y el Museo Ibáñez.

Sonriente y mostrando en todo momento su total satisfacción con los trabajos que se están realizando, en primer lugar Antonio López pudo comprobar cómo las obras de urbanización del entorno de la Mujer del Almanzora encaran ya su recta final, y lo que hasta hace unas semanas era un solar de tierra, hoy es ya un espacio urbanizado en el que se continua la plaza de la Ciudad de la Cultura, quedando la gigantesca escultura totalmente integrada en el espacio público desde el que se accede al Museo Ibáñez y el Centro Pérez Siquier.

El próximo lunes las obras de urbanización, llevadas a cabo gracias a la colaboración de la Diputación provincial de Almería con el Ayuntamiento de Olula del Río, se retomarán para unir el espacio que ocupa la Mujer del Almanzora con el futuro ‘Jardín de las Esculturas’, nuevo espacio musealizado al aire libre en el que ya se trabaja desde la Fundación.

Unas obras de urbanización que, una vez finalizada la vía de acceso directo desde la redia que vertebra la comarca del Almanzora y corre paralela a la propia Ciudad de la Cultura, actuación que, tras años de negociaciones, ha asumido como prioritaria la actual Delegación provincial de Fomento de la Junta de Andalucía, cambiarán por completo el paisaje del conjunto cultural surgido en torno al Museo Ibáñez y permitirán disfrutar de la imponente escultura realizada por Antonio López en mármol blanco de Macael desde todas las perspectivas posibles.

Tras testimoniarle a García Ibáñez y Pascual su admiración por todo el esfuerzo que se está realizando para la culminación de la Ciudad de la Cultura en la que se integra su Mujer de la Almanzora, una dotación cultural sin parangón en todo el Sureste español, la visita se continuó por el interior de la sala subterránea que, bajo la Mujer del Almanzora, permite la visión de la estructura de hierro sobre la que se sustentan los 84 bloques marmóreos, algo más de 80 metros cúbicos de mármol blanco salidos de las canteras de Cosentino, que forman la monumental cabeza de belleza atemporal.

Allí López pudo comprobar las labores de musealización que, según diseño de Andrés García Ibáñez, se están llevando a cabo en aquella sala. Un espacio en el que el visitante podrá seguir, a través de textos, fotografías, dibujos, croquis, videos y maquetas en 3D, todo el proceso creativo y constructivo que ha dado origen a la monumental Mujer del Almanzora. El mayor proyecto de escultura urbana que el célebre artista manchego ha concebido hasta la fecha y, con sus ocho metros de altura, una de las esculturas de mayor envergadura de toda Europa.

Encantado con los trabajos que se están realizando y tras haber podido comprobar que éstos encaran ya su recta final gracias a la suma de sinergias entre el Ayuntamiento de Olula del Río, la Diputación de Almería, la Delegación de Fomento de la Junta de Andalucía y la Fundación de Arte Ibáñez Cosentino, Antonio López quiso agradecer a García Ibáñez y Pascual el esfuerzo que se está realizando señalándoles, emocionado, que «es impresionante todo lo que estáis haciendo». Así mismo quiso manifestarle a ambos su total disposición para, en cuanto se terminen los trabajos en marcha, volver a Olula e inaugurar la que desde el mismo inicio de su materialización se convirtió en uno de los principales hitos artísticos de nuestra provincia.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios