Cultura

El Archivo Histórico expone el testamento de Mencía Fajardo

  • Hija del segundo Marqués de los Vélez realizó grandes obras en Vélez Blanco en el siglo XVI

La delegada de Cultura, Isabel Arévalo, presentó ayer en el Archivo Histórico Provincial el Documento del mes que en esta ocasión es el testamento de Mencía Fajardo, hija del II Marqués de los Vélez, fallecida el 9 de julio de 1592. La presentación corrió a cargo del profesor e historiador Dietmar Roth, contando con la presencia de María Luisa Andrés, directora del Archivo Histórico Provincial.

Dietmar Roth habló de la figura de Mencía Fajardo señalando que " durante unos 13 años desplegó una importantísima actividad desde Vélez Blanco, intentando crear un mayorazgo para su hermano Diego Fajardo, reclamando para si y para él las siete villas del Almanzora, tomando parte de las actividades económicas de su hermano Diego, rodeándose de una pequeña corte de criados y esclavos, especialmente moriscos, y mandando levantar la ermita de la Concepción, la cual dotó de importantes obras de arte, como es la tabla de la Virgen de Guadalupe".

"Doña Mencía fue una mujer activa, con un marcado pensamiento estratégico, como demuestra su preocupación de fundar un mayorazgo para la rama menor de la familia Fajardo, cuyo apellido y escudo de armas quería perpetuar. También era piadosa: destinaba la ingente suma de 12.000 ducados para fundar un convento franciscano en Vélez Blanco, mandó erigir la ermita de la Concepción, dotar a todas las iglesias de Vélez Blanco y varios conventos de Lorca con importantes obras de arte tanto de pintura, como de orfebrería" comentó Roth.

"El testamento de doña Mencía, otorgado el 21 de diciembre de 1591, es un fiel reflejo de su personalidad. Doña Mencía falleció en Vélez Blanco el 9 de julio de 1592, sobre las 4 de la madrugada, nombrando en su testamento heredero universal a su hermano don Diego Fajardo, especialmente de los 900 ducados de juro en Córdoba, vinculando los bienes en mayorazgo para su hermano y sus descendientes con la obligación de conservar nombre y escudo de los Fajardo y separado del mayorazgo de la rama mayor de la familia. Estipuló ser enterrada en la capilla de los Fajardo en la catedral de Murcia, mandando trasladar el cuerpo de su padre desde Vélez Blanco al mismo sitio", comentó Roth que portó el testamento que se conserva en buen estado.

Etiquetas

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios