Cultura

Carolina de Mónaco y su hija, Carlota compiten en belleza

La función de gala del centenario de los ballets rusos, en Mónaco, ha sido la ocasión ideal para comprobar que la más digna sucesora de la princesa Carolina en belleza y elegancia es su propia hija, Carlota, de 23 años de edad. Ambas, cada una a su estilo, compitieron acaparando la atención de los asistentes.

La princesa, a la que le tocó ejercer de anfitriona del acontecimiento junto a su hermano, el rey Alberto, vistió para la ocasión completamente de blanco, con traje y abrigo largo a juego con solapa de corte imperio y cinturón. Los complementos, bolso y zapatos, imprimían alegría al conjunto con detalles étnicos y colores llamativos, como el carmín de su bolso.

La hija de Pierre Casiraghi, por su parte, deslumbró con un traje corto de color morado, de forma asimétrica y curiosas hombreras, muy de moda últimamente, con paillettes en negro. El pelo se lo recogió en un moño bajo.

La acompañaron, en la misma mesa, dos de sus hermanos, Andrea y Pierre, quienes cedieron el protagonismo esta vez a las mujeres de la familia.

Etiquetas

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios