Cultura

El Circuito Municipal de Música ofrece tres conciertos seguidos en el Anfiteatro

  • Frecuencia Modulada, The Sunband y Minutos robados ofrecen sus actuaciones en la primera cita de un ciclo que se desarrollará durante las próximas semanas en distintos espacios

El Circuito Municipal de Música y Artes Escénicas ‘Re-activaCultura20’, una de las iniciativas llevadas a cabo por el Ayuntamiento dentro del Plan de Reactivación Económica y Social de la Ciudad comenzó ayer con el primero de sus conciertos. La cita fue en el Anfiteatro de la Rambla, con aforo reducido y todas las medidas sanitarias exigidas, con las actuaciones de Frecuencia Modulada, The Sunband y Minutos Robados.

Aunque quienes los han visto en directo en locales de toda la ciudad saben de su querencia al pop-rock en castellano de los ochenta hasta nuestros días, Frecuencia Modulada optó por un repertorio casi cien por cien internacional. Comenzando por el Have You Ever Seen The Rain de la Creedence, pasando por Start Me Up y Jumpin Jack Flash de los Stones, además de Carl Perkins, Stevie Wonder, Queen, The Beatles o The Who. La ‘concesión’ española vino de la mano de Mi realidad de los granadinos Lori Meyers. Un concierto animado que hizo las delicias del público.

La segunda formación en hacer acto de presencia en el Anfiteatro ha sido The Sunband. Con el incombustible, inconfundible y, también, inigualable Chipo Martínez a la guitarra, la banda desplegó su buen hacer a ritmo de soul, funk, rock y jazz con el estilo que se les conoce. Así, no es extraño que lo mismo abrumen con la cálida voz de Sol Ruiz, cantando temas de Amy Winehouse, como de Stevie Wonder, una casi irreconocible versión de You Shook Me All Night Long de AC/DC, de Etta James, Ike & Tina Turner o Aretha Franklin.

El cierre al ‘hat-trick’ de conciertos matinales en el primer asalto del Circuito Municipal ‘ReactivaCultura 20’ vino de la mano de Minutos Robados. Una banda de carácter sobrio y amargo, en su alta graduación poética y sonora, haciendo del desencanto del desengaño puro alma de blues, venido a más en términos de rock, pero siempre manteniendo su esencia negra en temas como Aquelarre, adelanto de su segundo disco, que verá la luz en breve, como en La música ha dejado de sonar, Volvamos a empezar o Tiempos que terminan. El final llegó con el enamorado rocanrol de La princesa canalla, que cerró una sesión de buena música y cultura segura.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios