Jazz

Cuentos desde la urbe y el desierto

  • 'Tales'. Diego Barber (guitarra clásica) con Craig Taborn (piano). Sunnyside, 2014.

Se inició en su natal Lanzarote, volcado en una formación clásica de conservatorio. Después llegaron Madrid, Salamanca, Atenas y Salzburgo en cuya Mozarteum University se graduó para conquistar luego galardones en diversos certámenes internacionales de guitarra. Pero su trayectoria profesional no arrancó hasta su desembarco en Nueva York, atraído por su rol como capital del jazz mundial. Allí, Diego Barber (1978) pudo ajustar con precisión su brújula estilística gracias a un natural encuentro entre su educación clásica y su vocación jazzística.

En 2008 vio la luz Calima, un debú autoeditado que resolvió aquella ecuación que lo acompañó desde niño, una "etapa en la cual me generaba la misma emoción escuchar a Bach que a Miles Davis". Espléndidamente acompañado por Mark Turner (saxo), Larry Grenadier (contrabajo) y Jeff Ballard (batería), Barber construyó un disco cálido y perfilado, inspirado tanto por su tierra como por un desierto convertido en visita regular del guitarrista.

El álbum no pasó desapercibido al solvente sello norteamericano Sunnyside y la segunda entrega de Barber se produjo en 2011 bajo su etiqueta. Turner y Grenadier repitieron en nómina, más las incorporaciones del saxofonista Seamus Blake, el batería Ari Hoening y el contrabajista Johannes Weidenmueller, para trazar un disco más definido y dinámico que su predecesor. El dilema de su título -The Choice- quedó solventado en el ajuste del tono camerístico de To Annie, la dulzura melódica de Contraste y, de nuevo, los templados aires del África Occidental plasmados en la suite Sonata Banc D'Arguin.

Responsable de un modelo que casa la guitarra clásica del siglo XX con referentes de la improvisación como Ralph Towner, Barber concretó como nunca un espacio de expansión de su ideario en Tales (Sunnyside; 2014): un rico dúo con el magnífico pianista norteamericano Craig Taborn, dilatado a través de cuatro extensas composiciones que permiten un disfrutable rastreo de su fluido diálogo. Tres composiciones de Barber y una dedicatoria de su maestro Ricardo Gallén -Im Park (To Diego Barber)- dan entidad a un estupendo trabajo que combina belleza y melancolía y que ha sido recibido con aplausos por cabeceras de prestigio como DownBeat. Cuentos desde la urbe y el desierto que afianzan a Diego Barber en la lanzadera del jazz español con proyección internacional.

Etiquetas

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios