Cultura

El Festival Almerijazz celebra con gran éxito una de las ediciones más especiales

  • El concejal de Cultura, Diego Cruz, agradece “a músicos, técnicos, azafatas, personal del área y al público, por demostrar que la cultura es segura y hacer posible un año para el recuerdo”

Pedro Ruy Blas junto al concejal de Cultura, Diego Cruz, en el cierre del Festival de Jazz. Pedro Ruy Blas junto al concejal de Cultura, Diego Cruz, en el cierre del Festival de Jazz.

Pedro Ruy Blas junto al concejal de Cultura, Diego Cruz, en el cierre del Festival de Jazz.

El Festival de Jazz de Almería, rebautizado como Festival Almerijazz, continúa lanzado en su curva ascendente tras el impulso iniciado el pasado año, en el que retomó a finales de verano su presencia en la programación del Área de Cultura del Ayuntamiento de Almería.

Del 31 de octubre al 8 de noviembre ha celebrado su vigesimoctava edición con seis conciertos de lo más variados y, lo más importante, de una impresionante calidad musical. Valores que adquieren un significado todavía más especial si se tiene en cuenta el esfuerzo realizado para que todo se desarrollara cumpliendo estrictamente con todas las medidas necesarias para garantizar la prevención ante la COVID-19.

El concejal responsable del Área de Cultura, Diego Cruz, quiere agradecer personalmente “a todos los músicos, a los técnicos, azafatas y personal de sala, personal del Área y, sobre todo, al público por hacer posible una de las ediciones más especiales de la historia del Festival, por ese componente emotivo y por demostrar que la Cultura Segura es posible”.

En este sentido, Cruz apunta que “somos conscientes de que este año estamos viviendo una situación excepcional, por lo que da más valor si cabe a poder haber desarrollado el festival con un éxito y de esta manera dinamizar la cultura que tanta incidencia tiene en empleos directos”.

El Festival Almerijazz se inicio el 31 de octubre con el estreno de Colores, un nuevo espectáculo de Niño Josele a la guitarra, junto a su hijo, José Heredia en el piano. Fue una puesta de largo de altura que tuvo continuidad el miércoles, 4 de noviembre, con el concierto de Jóvenes Talentos de Clasijazz, que demostró que el futuro y la vinculación de esta apasionante música en Almería está más que garantizado para los años venideros.

El jueves 5 fue el turno para Mike Sánchez y su banda, que viajó por la esencia de la música de raíz de calidad, del booguie al twist, del rhythm and blues al rock, con una puesta en escena magnética y vibrante. El viernes, 6 de noviembre, se vivió el momento más emotivo de todo el festival, ya que el propio Diego Cruz fue el encargado de hacerle entrega al guitarrista almeriense Paco Rivas del premio Georgia Jazz Club a la memoria de Serafín Cid. Una distinción que nace para reconocer en cada edición a un personaje fundamental en la historia de jazz y que haya contribuido a consolidar la vinculación del género con Almería. Sobre las tablas, Paco Rivas deleitó acompañado por Julián Maeso y Dani García Bruno.

El sábado, día 7, el Apolo alzó el telón a Dani García Trío, completado por el batería cubano Michael Olivera y el también cubano Reynier Elizarde El Negrón al contrabajo, a quienes se unió la virtuosa violinista americana de origen coreano Maureen Choi. Otro acercamiento a la música jazz desde un punto de vista aperturista y, siempre, guiado por la máxima calidad. La clausura llegaría el domingo, con el concierto ofrecido por el histórico cantante Pedro Ruy Blas, con el acompañamiento musical de la Big Band Clasijazz.

Por todo lo alto y con la esencia del jazz, el Festival Almerijazz, organizado por el Área de Cultura y Educación del Ayuntamiento de Almería, puso el broche de oro a una semana llena de grandes actuaciones. Los asistentes a un Auditorio Maestro Padilla esperaban con ganas la actuación de la Big Band Clasijazz y del vocalista invitado: Pedro Ruy Blas, con más de 50 años de trayectoria profesional.

Con puntualidad, el concierto de la Big Band sirvió para realizar un sentido homenaje a Toni Belenguer, primer músico invitado e integrante de la Clasijazz Big Band desde los inicios y recientemente fallecido. Entre el repertorio de artistas invitados, sonó una composición de copla, Y sin embargo te quiero, de la mano de Patricia Rodríguez; para continuar con Chega de Saudade, Muñequita Linda, Ser de Luz o I can cook to.

Además, Pablo Mazuecos, alma máter de Clasijazz, regaló a los asistentes unas palabras mostrando su profundo “agradecimiento, la cultura es segura y tenemos que seguir apoyando al sector”, además de recordar el respaldo del “Ayuntamiento de Almería, y cómo no, del concejal de Cultura, Diego Cruz, que pone toda su alma en reivindicar la música”.

Los asistentes disfrutaron de la magia del jazz y de las sensaciones que canciones como Concerto for cootie o After you gone hasta que llegó el momento más esperado en el Maestro Padilla: la llegada de Pedro Ruy Blas que, con una impecable trayectoria, se subió al escenario entre los aplausos de los almerienses.

El invitado comenzó con Something’s coming para proseguir deleitando con una voz llena de magia, interpretando el tema Laura. Para sorpresa de los asistentes, Pedro Ruy Blas invitó al concejal de Cultura, Diego Cruz, a quién lo definió como “un gran amigo que tuve el placer de conocer hace unos años”, para interpretar el siguiente tema que estaba por sonar: Black is black.

Diego Cruz y el invitado llenaron de magia y alma este tema que marcó una época siendo un éxito en listas internacionales. Y, tras esta increíble actuación, el cantante de jazz, Pedro Ruy Blas culminó con Every I have the Blues para acabar.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios