Cultura

Las fotografías del Grupo AFAL se exponen en el Museo Reina Sofía

  • A la apertura de la muestra en Madrid asistió el fotógrafo almeriense Carlos Pérez Siquier

Carlos Pérez Siquier junto a Ramón Masats en la sala donde se muestra el trabajo del grupo AFAL. Carlos Pérez Siquier junto a Ramón Masats en la sala donde se muestra el trabajo del grupo AFAL.

Carlos Pérez Siquier junto a Ramón Masats en la sala donde se muestra el trabajo del grupo AFAL. / efe

Corrían los años 50 y 60 en España, tiempos oscuros en blanco y negro y con la censura a toda máquina, pero un grupo de fotógrafos modernos, con núcleo central en Almería se unió en torno la revista Afal, el motor que renovó la fotografía como puede verse en la exposición que acoge el Museo Reina Sofía.

Una aproximación a Afal: Donación Autric-Tamayo es el título de la muestra que reúne la reciente donación de la familia Autric-Tamayo, la pareja de mecenas, que ha donado 650 imágenes, de las que ahora se exhiben 200 de 13 fotógrafos: Joan Colom, Gabriel Cualladó, Francisco Gómez, Gonzalo Juanes, Ramón Masats, Oriol Maspons, Xavier Miserachs, Francisco Ontañón, Carlos Pérez Siquier, Leopoldo Pomés, Alberto Shommer, Ricard Terré y Julio Oubiña.

Se muestra una parte de la donación hecha recientemente por la familia Autric-Tamayo

El grupo Afal tuvo su origen en la revista especializada en fotografía y cine que se publicó durante siete años (1956-1963) en Almería, creada por José María Artero García y Carlos Pérez Siquier, quienes atrajeron, por sus renovados planteamientos, a fotógrafos de todas partes de España.

Así, este grupo de fotógrafos, que revolucionaron la imagen de la fotografía de posguerra- "que se incorporó en un momento de la España franquista, en un periodo oscuro y difícil, en el que mostraron la realidad de lo que pasaba en las calles-, según la comisaria de la muestra, Laura Terré, hija de Ricard Terré, proceden fundamentalmente de Almería, Barcelona, Madrid, Valencia, pero también de Gijón, Vigo o Pamplona

El resto de las fotografías que han depositado Autric-Tamayo quedarán en el "repositorio del Museo" con el compromiso de ser material de estudio, para su posterior difusión.

La llegada de estas fotografías completan y reforzar el núcleo de fotografía española de mediados del siglo XX del Museo y convierten al Reina Sofía en una institución referente para el estudio e investigación de la obra de Afal, según su director Manuel Borja-Villel. El donante Adolfo Autric, señaló durante la presentación de la muestra que este material es fruto de 20 años de coleccionismo, ayudado por Laura Terré.

"Íbamos a comprar 80 pero terminados adquiriendo más de 500. El museo no tenía fondos para adquirirlo y nosotros la hemos cedido con tres condiciones que pusimos al museo, que fuera una exposición con vocación viajera, que tuviese una sala permanente y que se hiciera un catálogo libro, y las tres se han cumplido".

Autric, acompañado por su esposa, quiso justificar el esfuerzo de su donación al museo, "pese a la mala normativa" que existe para el mecenazgo, dijo.

"Se trata de una norma mentirosa, discriminativa, farragosa e injusta. Ningún gobierno ha puesto una Ley que rozara nuestras expectativas. Es muy difícil -precisó que una iniciativa como la nuestra prospere y se repita con esta legislación", dijo.

Para el director del Reina Sofía, este grupo de fotógrafos significó en su momento en España lo que fue la pintura protagonizada por Tàpies y el grupo El Paso (con Saura, Viola, Chirino). "Fue una eclosión de modernidad. Tenían cada uno un perfil individual, pero era un grupo de jóvenes que tenían la voluntad de modernizar el país con un lenguaje de su tiempo", ha subrayado Borja-Villel. Unas fotografías que fueron censuradas en varias ocasiones, como recuerda la comisaria, y que reflejan fundamentalmente la calle, sus personajes en una España pobre y subdesarrollada, las mujeres, las convenciones sociales, los curas, etc.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios