Cultura

El IEA celebra el IX Encuentro de Museos y Centros de Interpretación en Fondón

  • Esta actividad, coordinada por la historiadora María Dolores Durán, se centró este año en la gestión expositiva de Fondos Heterogéneos en pequeños equipamientos museísticos'

El municipio de Fondón acogió ayer el IX Encuentro de Museos, Centros de Interpretación y Colecciones Museográficas cuya temática se centró en la gestión expositiva de fondos heterogéneos en pequeños equipamientos museísticos.

La coordinadora del Encuentro, María Dolores Durán Díaz explicaba ayer que "en este encuentro el objetivo es potenciar la mejora en la gestión de los fondos de nuestros museos. Es evidente que los grandes museos tienen personal especializado en pedagogía expositiva y dedican grandes medios para que la experiencia del recorrido por sus salas sea lo más satisfactoria posible. Sin embargo, los pequeños museos y centros de interpretación municipales van resolviendo problemas cotidianos cada día: las colecciones, su ubicación, el edificio, su mantenimiento, el personal, la difusión".

El Encuentro comenzó con la inauguración institucional que corrió a cargo de la diputada Dolores Martínez y la coordinadora del encuentro, María Dolores Durán. Seguidamente tuvo lugar la conferencia La gestión expositiva de Fondos Heterogéneos en pequeños equipamientos museísticos a cargo de Ana Gómez Díaz, directora de la Casa Museo Bonsor en el Castillo de Mairena.

Tras un descanso se llevo a cabo un recorrido por la Casa Palacio de las Godoyas guiado por su responsable Joaquín Gaona Villegas y con la interacción de Ana Gómez Díaz. Ya por la tarde, se hizo una visita al Centro de Interpretación del Patrimonio Cultural de la Alpujarra en Benecid, guiado por Agustín Sánchez Hita.

María Dolores Durán se mostraba ayer muy satisfecha del Encuentro y de la buena asistencia por parte de personas vinculadas a Museos y Centros de Interpretación. "La respuesta como viene siendo habitual cada año es muy buena y positiva".

La guía de Museos hasta el año 2013 esta en papel y ahora en formato digital. "Tenemos que actualizarla ya que falta el Museo Doña Pakyta, el Centro de Interpretación del Mármol o la misma Casa Palacio de las Godoyas", explicaba Duran.

El IEA desde 2007 aporta su granito de arena, a través de estos encuentros anuales, para mejorar la formación de los responsables de los museos y centros de interpretación de la provincia, mediante charlas coloquios que han ido tocando diferentes aspectos de su problemática como nuevas tecnologías, legislación, interactividad, exposiciones temporales, la fotografía, las visitas guiadas, las estrategias de comunicación.

Paralelamente el hecho de celebrar cada encuentro en una localidad diferente ha permitido ir conociendo de primera mano algunos de los museos locales.

La Casa Palacio de las Godoyas que fue visitada ayer por los participantes del Encuentro de Museos es una casa de tres plantas que distribuye sus ventanas y balcones cuidadosamente marcando tres ejes o calles. Todo el interés decorativo se concentra en el eje central, en el que destaca la portada de cantería, con dos pilastras sobre pequeños plintos y con unas placas recortadas de bordes moldurados y coronadas por pirámides.

Sobre la portada una cornisa sirve de apoyo al balcón central, amplio, con fuerte baranda de hierro reforzado su apoyo con hierros en forma de S. El hueco del balcón repite idéntica disposición a la portada, encuadrado por una especie de marco fuertemente moldurado, recorrido por una cornisa constituida por tres estrechas molduras y una gola.

La segunda planta se resuelve mediante una galería de arcos enmarcados por pilastras; los arcos se ciegan hasta la mitad mediante un antepecho, mientras que el arco central, más grande, se ciega completamente para recibir un escudo de mármol de la familia Del Moral.

En los ejes laterales destacan las rejas en amplio saledizo, bellamente decoradas las del piso primero. El interior se abre entorno a un patio central. La galería superior se soporta sobre cuatro columnas de mármol blanco, con zapatas de madera labradas con motivos geométricos, sobre las que descansan los dinteles o vigas de madera. En una esquina se abre la caja de escaleras, en dos tramos, adornado por el escudo de pintura mural de la familia Del Moral, y dos arcos sustentados por una columna de mármol blanco que dan paso a la galería superior.

Contiguo a la casa se conserva un jardín, como tantos otros que este tipo de ricas mansiones tenían, y que funcionaba como ampliación de la vivienda, zona de recreo e incluso como pequeño huerto de subsistencia.

Cuando esta casa estaba prácticamente arruinada, en 1988 la familia propietaria y el ayuntamiento llegaron a un acuerdo para, tras su restauración por una escuela-taller, hacer de este inmueble un uso compartido. De esta manera la familia sigue habitándola, en el piso superior, y el resto del edificio es de uso municipal.

Tras varios años siendo la sede del ayuntamiento, ha pasado a convertirse desde el verano de 2011 en un centro cultural y expositivo. Dispone de una pequeña sala de conferencias y ocho espacios expositivos.

Etiquetas

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios