Cultura

Joaquín de la Muela basa en el bolero su tercer trabajo

  • 'Boleros de amor y desamor' es el nuevo disco de este almeriense que fue músico, tuvo una zapatería y es uno de los grandes empresarios artísticos

Joaquín de la Muela acaba de editar su tercer disco titulado Boleros de amor y desamor. Este hombre que lleva más de media vida dedicado a la música, lanzó en 2007 su primer disco Toda una vida. "Aquel disco lo hice casi en broma, porque quería tener un recuerdo para mi familia y mis amigos. Pero aquello reconozco que fue algo impactante y que fue más allá, con lo cual tuve que prometer que sacaría un segundo disco. El segundo disco lo hice más profesional, titulado Aguadulce donde se incluía salsa latinoamericana y realmente gustó muchísimo".

En el tercer disco, De la Muela se ha centrado en los boleros. "Este tercer disco se ha hecho íntegramente en mi estudio en Aguadulce. Se incluyen once boleros míos que yo he compuesto cuando voy paseando por Aguadulce. Luego hay un popurrí de grandes autores, pero con mis arreglos".

Pero este genial hombre está ilusionado, disfruta la vida y quiere continuar. "Voy a seguir hasta que pueda. Y quiero seguir haciendo discos y cantando aquello que me gusta y que he vivido. Disfruto muchísimo en mi estudio con los ingenieros de sonido y un grupo de músicos cubanos. Eso no se puede contar con palabras".

"A mi la música me encanta, pero lo que me llega al corazón son las letras de las canciones. De ahí, que este disco lo haya dedicado a los boleros, que me encantan, y que son un género que le cantan al amor y al desamor", explica Joaquín de la Muela. El que fuera miembro del grupo Los Icaros esta ultimando la presentación del tercer disco con un recital incluido. "Quiero también hacer referencia al segundo disco, que se dio a conocer, pero nunca se presentó porque falleció una hermana mía".

De la Muela lleva siempre su tierra en el corazón, por eso, cada vez que puede en sus canciones hay una dedicatoria especial a ella. "En el segundo disco incluía una cumbia dedicada a Aguadulce y un cha-cha-cha dedicado al puerto de Almería". Pero el artista ha dado un giro en este tercer disco para cantarle al amor y al desamor.

Y es que el bolero es un género muy especial, que además apasiona a De la Muela. De momento, este hombre no descansa y ya está trabajando en el cuarto disco. "Disfruto mucho componiendo y dedicándome ahora ya jubilado a la música, a mis temas gastronómicos y a mis amigos". Y es que está ilusionado y además tiene todo el apoyo de su familia.

Este artista que se considera con fuerzas para continuar haciendo lo que le gusta no tiene prisa ahora. "Soy feliz con lo que hago, disfruto de ello y quiero que el día de mañana haya un legado musical mío para que me recuerden. Hago la música que me gusta y la música con la que yo más he disfrutado. Espero que este nuevo disco guste igual que los otros".

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios