Cultura

José María Ortega, rodeado de amigos, presenta una novela autobiográfica

  • El acto, que contó con multitud de público, tuvo lugar en Unicaja

José María Ortega presentó hace unos días su ultima novela, considerada autobiográfica, que lleva por título Vientos mareros. Tribulaciones de un serrano en la costa, que ha editado Arráez Editores. El acto tuvo lugar en el Aula de Cultura de Unicaja, y registró un lleno absoluto. Fueron muchos los amigos y familiares de Ortega que no quisieron perderse este nuevo alumbramiento literario de este escritor.

Aunque estaba previsto que estuviera Paco Martín Morales en la mesa junto a Ortega, este a ultima hora, no pudo asistir, aunque si mando un dibujo y una nota disculpando su ausencia. Ortega advirtió que "no me gusta destripar un relato, por respeto a las personas que aún no lo han leído. No desvelaré el argumento. Las novelas son para leerlas. A propósito, esto me recuerda por antítesis lo que nos decía el cura de mi pueblo a los críos, en el catecismo: Hijos míos, ya lo dice la misma palabra, las novelas, no- verlas. Son causa de pecados muy graves". Así que estáis avisados; si luego os condenáis por leer mi novela, no podréis decir que no os lo advertí".

El escritor aseguró que "sobre las peripecias y tribulaciones del alpujarreño Pepe Montes en Cádiz, San Fernando, Murtas y Almería, solamente voy a desvelaros que la gran mayoría de los episodios son reales, de índole autobiográfica".

El presentador de la obra, el profesor Jacinto Soriano aseguró en la presentación del libro, acompañado de Juan Grima que "en esta obra hay un realismo histórico que sirve de marco temporal a la narración. Las referencias a la realidad histórica del franquismo son múltiples. El mundo social y político del franquismo, queda expuesto a través de los personajes. En estos cristalizan las tendencias políticas del momento".

"Puede parecer paradójico que en un mundo históricamente determinado, con personajes claramente ubicados social y políticamente, este realismo se interesa muy poco por la consistencia material del universo narrativo", asegura Soriano.

"El otro aspecto clave de la desmaterialización del universo narrativo concierne la subjetividad radical de los personajes. Todos, pero en especial el protagonista, Pepe Montes, están visto desde el interior. En primer lugar los personajes son apenas identificado físicamente. Al narrador sólo le importa el comportamiento, su modo de pensar y de hacer, su modo de sentir", dijo Soriano.

"Es evidente que José María Ortega sabe que el realismo, en cualquiera de sus manifestaciones, es una forma entre otras de describir la realidad, pero que no es ni la única, ni siquiera la mejor. Y no sólo esto. Que el realismo tiene sus propias limitaciones y hay significaciones de la realidad que le son totalmente inaccesibles", comentó Soriano.

En el magistral estudio realizado por Jacinto Soriano sobre la obra de Ortega, se dejó entrever que "bajo la apariencia formal de un relato costumbrista inscrito en el marco de un realismo histórico bien determinado, late una significación mucho más honda". "Pienso que después de disfrutar de toda la riqueza costumbrista e histórica del relato, probablemente haya que alcanzar este núcleo central de la escritura de José María Ortega para aprehender todo su valor estético. Y este entusiasmo y este placer intenso es el que yo les deseo con la lectura del libro de José María", apuntó Soriano.

Hacía tiempo que no se veía tanto público en la presentación de un libro.

Etiquetas

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios