Cultura

Editorial Berenice presenta ‘Quiero vivir mi vida’ de la almeriense Carmen de Burgos

  • La novela dota de voz propia a sus protagonistas femeninas y es muy sorprendente

Portada de la novela que recupera Berenice casi cien años después Portada de la novela que recupera Berenice casi cien años después

Portada de la novela que recupera Berenice casi cien años después / Diario de Almería

Quiero vivir mi vida es el título de la novela que acaba de recuperar la editorial Berenice, obra de Carmen de Burgos (1867- 1932), quien fue periodista, escritora y una mujer muy avanzada para su época; fue una de las primeras luchadoras por los derechos de la mujer española

Conocida como Colombine, con esta obra la autora se adelanta a su tiempo y se podría decir, a juicio de la prologuista Mercedes de Pablos, que “su temática encaja perfectamente con los eslóganes del movimiento Mee Too”.

Su protagonista, Isabel, aunque nos parezca insoportablemente machista a la luz de los nuevos tiempos, es experta en la utilización de las armas de mujer con que la sociedad patriarcal dotaba a quien debía usar los subterfugios para hacer cumplir su voluntad.

La inestable anatomía de los sentimientos es el alfa y omega de esta historia en la que cabe un cierto aire de vodevil y enredo pero en la que prevalece sobre todo la contundente honestidad de su autora a la hora de retratar una historia de amor y de traiciones.

Quiero vivir mi vida es una novela sorprendente, sin duda, por la novedad de dotar de voz propia a sus protagonistas femeninas pero, sobre todo, por la finura en el andamio psicológico de sus personajes, magistralmente presentados como una obra coral que sin embargo dota a cada uno de ellos de perfiles tan personales como poco estereotipados.

Todo ello con fórmulas hoy habituales en la literatura actual pero radicalmente novedosas en un tiempo donde era casi imposible escapar de los maniqueísmos y esperar de los lectores que se identificaran con el bueno, la buena, con su felicidad y su infelicidad.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios