FICAL

Martín Cuenca comparte sus comienzos en el cine y su primer largometraje en un encuentro con alumnos

  • Se trata de una de las actividades paralelas más consolidadas de FICAL, en la que un director de prestigio comparte con los estudiantes sus inicios en el mundo del audiovisual

Martín Cuenca explicando sus inicios en el cine a los alumnos en el Cervantes. Martín Cuenca explicando sus inicios en el cine a los alumnos en el Cervantes.

Martín Cuenca explicando sus inicios en el cine a los alumnos en el Cervantes.

‘¿Cómo hice mi primer largo’ es una de las actividades paralelas del Festival Internacional de Cine de Almería (FICAL) más consolidadas con el paso del tiempo. Una iniciativa que permite que un director reputado y de consolidada trayectoria comparte con el alumnado sus inicios en el mundo del sector audiovisual. Fernando León De Aranoa, Montxo Armendáriz o Ramón Salazar son algunos de los protagonistas de los últimos años y, este mediodía, se ha sumado a la lista el director almeriense Manuel Martín Cuenca.

Alumnos del IES Albaida y de la Escuela de Artes han asistido a la charla en el Teatro Cervantes, donde Martín Cuenca, antes de navegar en el recuerdo sobre cómo nació y se gestó ‘La Flaqueza del Bolchevique’, ha compartido otras impresiones sobre su visión del cine y también de la vida con los presentes.

“Lo primero que hay que tener en cuenta es que para llegar a un primer largo no hay reglas. La experiencia que haya podido tener un director puede no tener nada que ver con otro, no hay fórmulas magistrales y cada uno debe encontrar el camino”. En el suyo, ha recordado que pronto se dio cuenta que su primera vocación por la Filología fue dando paso a su pasión por el cine. “Pienso que todos tenemos un don y que todos somos singulares si finalmente nuestra trayectoria profesional nos permite descubrir y hacer aquello que se le da bien a cada uno”.

Martín Cuenca también ha destacado la necesidad “de contar con maestros que os guíen sobre qué ver, el camino a seguir. Hoy las grandes plataformas ofrecen el mismo menú para todos y eso no es lo idóneo. Tenéis a vuestro alcance mucha información y ejemplos que ver para encontrar vuestro camino, pero por eso hoy se hace más necesario que nunca escuchar y contar con maestros que os muestren y os vayan formando según vuestras inquietudes”.

El director almeriense también ha asegurado que “prefiero el factor humano que la mejor máquina. Prefiero cinco personas conectadas rindiendo como uno, que un equipo con mil personas convertido en una masa”.

Tras rodar varios cortometrajes, como El día blanco, Hombres sin mujeres y Nadie (Un Cuento de Invierno) y un documental, El Juego de Cuba, el director almeriense debutó en la ficción con La Flaqueza del Bolchevique, cinta que en 2003 participaría en el Festival Internacional de Cine de San Sebastián en la sección Zabaltegui. Esta adaptación de la novela de Lorenzo Silva le proporcionaría una nominación al Goya como Mejor Guión Adaptado y fue la obra que nos permitió descubrir a María Valverde (premiada con el Goya a la Mejor Actriz Revelación). En el reparto además están Luis Tosar, Mar Reguera y Nathalie Poza.

Una más que interesante producción en la que ya se vislumbraba el talento de Martín Cuenca.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios