Cultura

La Cueva de San José de Terque acoge una muestra sobre el hombre y la luna

  • Los Museos de Terque recuerdan hoy sábado el 50 aniversario de la llegada del hombre a la Luna con esta única y curiosa exposición

Fotografía de una bebé sobre la Luna. Fotografía de una bebé sobre la Luna.

Fotografía de una bebé sobre la Luna. / D.A.

El Museo Etnográfico de Terque propone la exposición temporal  de producción y fondos propios  Lunáticos. El Hombre y la Luna en la Cueva de San José en el municipio. Precisamente hoy sábado se cumplen 50 años de la llegada del hombre a la Luna.

"Este es un pequeño paso para un Hombre. Un salto gigantesco  para la Humanidad". Estas palabras las pronunció el 20 de Julio de 1969, Neil  Armstrong, el primer hombre que pisó la Luna. A bordo de la misión espacial Apolo XI, viajaron tres astronautas Armstrong, Aldrin y Collins. El corresponsal de TVE, Jesús Hermida lo transmitió para todo el país. 

Hace dos años, el Museo  Etnográfico de Terque,  dentro de la importante donación de los hijos del médico José Martínez Oña de Almería,  recibió gran cantidad  de  revistas  ilustradas y prensa diaria que había guardado como un recuerdo de aquellos días. Esta circunstancia animó a Alejandro Buendía, a investigar y a recoger materiales relacionados con la Luna y a preparar una exposición para conmemorar este aniversario. 

La Luna siempre ha acompañado al hombre. Su luz ha hecho más llevadera la larga oscuridad de la noche. Allí colgada en el cielo desde el principio de los tiempos, ha inspirado los sueños, las creencias, nuestros cuentos, nuestras costumbres, La mitología griega hizo a Selene diosa de la Luna. Novelistas, poetas, artistas también convirtieron a la Luna en motivo de inspiración.  

La Luna moviéndose por el cielo, tan cercana y tan lejana iluminó cientos de relatos que imaginaron como sería un viaje del hombre hasta las regiones de los selenitas.  En el II d.c. Luciano de Samosata, fue el primero, luego le seguirían muchos otros. En  1638,  Francis Godwin, escribió El Hombre en la Luna, llevando a la luna a un noble sevillano. En 1865, Julio Verne llevó en De la tierra a la luna y el personaje de cómic Tintín, llegó a la luna 20 años antes que el Apolo XI. La exposición muestra muchas de estas publicaciones.

Aquel año de 1969, los niños jugaban a ser astronautas, con coches y cohetes espaciales, se supo que la luna tenía cráteres, que quizá  estuviera poblada por los selenitas. Se coleccionaban cromos con las escenas de aquella aventura del hombre pisando la luna.

 La exposición hace un recorrido por el cine  y la Luna,  mostrando carteles y programas de mano. Las primeras  películas fueron  en 1902, Viaje a la Luna del francés Georges Meliens  y  en 1929, La mujer en la Luna de Fritz Lang. Esta última se pudo ver en Almería en 1932. “Como habíamos previsto, el estreno de la película La mujer en la luna, constituyó en Hesperia un acontecimiento... habiéndose logrado convertir en realidad lo fantástico, por obra y gracia del séptimo arte”, apuntaba La Crónica Meridional.

Se recuerdan a las diferentes Lunas, con sus diferentes acepciones,  dichos o refranes: El satélite de la tierra, la luna de los espejos y gafas, expresiones como Quedarse en la Luna de Valencia, de Luna de Miel, Estar en la Luna o ser  un Lunático

También impregnó la Luna la vida cotidiana y las costumbres. En la exposición se recogen historias y textos relacionados con Almería. En la provincia se recitaban unos versos para atraer el dinero  abriendo un monedero y enseñándolo a la Luna cuando estaba en Cuarto Creciente. Con este ritual se garantizaba que no que no faltara  nunca el dinero en la casa.

También  el Ayuntamiento de Almería hacía uso de la Luna en su afán por ahorrar en el alumbrado público. La Crónica Meridional  decía el 14 Agosto de 1908: “No es una fábula como parece indicar el titulo, sino que apenas indica el calendario que la luna aparece en nuestro horizonte, el reinado de los faroles cesa y en algunos puntos la obscuridad es tan densa, que no se ven los dedos de la mano. Esto último acontece en la Administración de Correos, donde también se apaga el farol que alumbra los buzones, y cuando en ellos se van á depositar las cartas hay que andar como ciegos tocando á los muros, para poder encontrar los correspondientes orificios. ¿No sería posible hacer una excepción con el farol de dicho centro?.

 Otras veces, también se observará como si dentro de la Luna, fuera un hombre con un hato de leña. La leyenda dice que éste, era un pobre leñador que cansado de trabajar dijo: “Quisiera que me tragara la Luna” y vino la Luna y se lo llevó, y por eso en los días de Luna llena se ve a este hombre con su carga a cuestas.

 El  Arte y la Luna también se muestra a través de ilustraciones en revistas  o tarjetas postales.  La exposición se podrá ver todos los fines de semana en la ruta por los Museos de Terque que comienza puntualmente a las 12 horas o cualquier día y hora  de la semana concertando cita previamente en el teléfono 659-237990.

Especialmente es de  interés para colegios e institutos, a los que se complemento con talleres como el que se explica el ciclo lunar y sus fases o  las diferentes acepciones y expresiones de la Luna. Sin duda, se trata de una exposición muy original con un gran contenido y que sirve de alguna manera para conocer más en profundidad la importancia que ha tenido la luna en todos los tiempos.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios