Cultura

Noche de arte y embrujo en la Velada Flamenca de Las Negras

  • La noche que estuvo dedicada a la mujer contó con las actuaciones de Rocío Segura y María Canet acompañadas por Antonio de Patrocinio hijo y Gabriel Pérez

Patrocinado por el Ayuntamiento de Níjar y organizado por la Peña el Morato, tuvo lugar la II velada Flamenca dedicada a la mujer. Las Negras, poblado fundado por 17 mujeres viudas de pescadores, que tenían su refugio y vivían en Cala San Pedro, un temporal acabó con la vida de sus maridos y ellas enlutadas vinieron a esta población, de ahí su nombre, Las Negras. Y aquí la mujer es protagonista y el Festival de Flamenco, también lo es de la mujer.

Comenzó María Canet con la guitarra de Gabriel Pérez, entonándose bien por Peteneras, poniéndole hondura y saber, aunque lleva poco tiempo cantando, no así por saetas donde es una especialista consumada, llegaron después Colombianas, Malagueñas y Abandolaos, Alegrías cantando a compás y remató por Fandangos donde le dedicó una letra a su hijo. María está en el camino y de seguir así llegará lejos. Gabriel es un joven guitarrista que lleva poco tiempo tocando flamenco, pero ya apunta unas maneras extraordinarias y de seguir así va a ser un gran guitarrista.

A continuación la pareja de moda en el flamenco, Rocío Segura con la guitarra de Antonio de Patrocinio Hijo, toda la sabiduría flamenca de Rocío, que es mucha, ha alcanzado unas cotas altísimas con la guitarra de éste joven cordobés.

Rocío es ya una maestra de éste arte universal que es el flamenco y lo demostró en un marco incomparable con el mar como telón de fondo. Comenzó por Tangos, haciendo un recorrido por Extremadura, y la baja Andalucía llenos de esencia y compás, luego vino una Soleá muy despacito como mandan los cánones de los matices de Alcalá, Utrera y Cádiz, después llegaron Cantiñas con un compás pa rabiar, los cantes de Almería por Tarantos, Granaínas de excelente ejecución, Bulerías llenas de todo el colorido que Rocío sabe darle a éste cante, y Fandangos donde recordó al Carbonerillo, Cepero, El Gloria, etc.

Todo un portento de sabiduría y ejecución y después regaló un bis, donde interpretó por bulerías Tres puñales. La guitarra de Antonio sensacional, aúna el toque antiguo remozado con la frescura de la guitarra actual perfecto de ejecución y limpieza, en los arzapúas, trémolos arpégios y picados, gran conocedor del cante, su padre es un excelente cantaor, arrancó varios olés en su interpretación. Magnífica pareja flamenca que va a dar mucho que hablar.

La plaza a reventar de público, el flamenco tiene poder de convocatoria. El Festival fue presentado por el Niño de las Cuevas y asistió la corporación municipal del Ayuntamiento de Níjar con su alcalde Antonio J. Rodríguez al frente y donde dedicó unas palabras a los asistentes que estaban en ese momento en el Festival. Fue una noche mágica donde el público lo pasó bien.

Etiquetas

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios