Cultura

Rodrigo Valero: “Atrapar un instante en una imagen le confiere a la fotografía un valor mágico”

  • El artista de raíces almerienses, nacido en Grenoble, expone ‘Múltiplos del yo’ en el Centro Andaluz de la Fotografía

Es un artista polifacético, un trabajador nato, un observador único de lo que le rodea.

-Expone en el Centro Andaluz de la Fotografía la muestra Múltiplos del Yo. Además ha publicado un libro catálogo de la muestra. ¿Le hacía ilusión exponer en el CAF?

-Exponer en una de las catedrales de la fotografía reconocida tanto a nivel nacional como internacional, supone una gran satisfacción y reconocimiento hacia mi trayectoria artística. Es el no va más. Aquí ha expuesto lo más selecto internacionalmente. Y siendo almeriense supone una doble satisfacción.

-Esta serie de fotografías es llamativa y curiosa, primero porque es el fotógrafo fotografiado y aparte por el momento que se captan esas imágenes. ¿Cómo le surge la idea de hacer este trabajo tan único?

-Surge bajo la fuerte tensión de la incertidumbre. Necesitaba gestionar mi tiempo en soledad. También me surgió el miedo de enfermar por la COVID-19 y fallecer, y me dispuse a crear una nueva serie que fuera testimonio del día a día en convivencia con uno mismo; y que quedara para la posteridad.

-¿Sinceramente como vivió el encierro por la pandemia del Coronavirus, una persona acostumbrada a tanta libertad?

-Fue bastante duro, habida cuenta que me encontraba totalmente solo, y sí que es cierto que soy “culo de mal asiento”. Al no tener horario, gestioné el tiempo como quise para realizar la serie fotográfica y para volver a componer música con mi equipo de grabación. Hubo que adaptarse a las circunstancias.

-Creo que a la hora de llevar a cabo el proyecto tuvo claro los espacios y los lugares para hacer las fotografías, con el fin de que no fuera repetitivo. En momentos de tanta ansiedad, si tuvo la mente clara elegir lugares emblemáticos.

-La mayoría de las imágenes las hice en el salón, pues era el espacio más grande, en el que tenía más cabida el número de “Rodrigos”, utilizando las luces cenitales para crear ambientes similares a los claros oscuros de la pintura barroca. También utilicé espacios domésticos como el cuarto de baño, el saloncito, el dormitorio…

-Ha hecho miles de fotografías, series maravillosas, retratos a cientos de personajes, pero está especialmente orgulloso de este trabajo. Le ha permitido conocerse mejor a sí mismo.

-Sin duda la fotografía como cualquiera otra disciplina artística te permite conectar con tu entorno de manera introspectiva, y por ello necesariamente implicará en un enriquecimiento personal. Por eso para mí es súper importante conectar empáticamente con quienes voy a retratar e incluso con el contexto físico y social de los lugares que visito para documentar.

-Si hay una serie que es única y que tiene su sello personal es la de retratos, tanto a famosos como a muchas personas anónimas. ¿Esa serie en qué estado está? ¿Sigues con ella?

-Esta serie me ha dado muchas satisfacciones personales, probablemente sea el género en el que nado con mayor seguridad y en el que más me implique emocionalmente. Retratar para mi se convierte en una necesidad, quizás en una búsqueda personal, somos todos tan parecidos y tan diferentes; que cada vez que conozco y retrato a un personaje redescubro aspectos soterrados de la amplia personalidad poliédrica que hay en todos nosotros.

-Son muchos años haciendo esos retratos en blanco y negro. ¿Una curiosidad, por que elige el blanco y negro en ese trabajo?

-Mayormente mis retratos están descontextualizados, solo me interesa el protagonista, su mirada, su gesto facial, corporal…no quiero elementos distractores, ni siquiera a través de los colores, por eso mis retratos son en blanco y negro. Le confiere más contundencia y fidelidad al personaje retratado.

-¿Quienes han sido las tres personas que más le impactaron cuando decidió retratarlos?

-Es difícil. Probablemente el personaje que más me impactó conocer y retratar fue sin duda al Gran Pepe Mujica. Después hay muchísimos que también me impactaron por sus personalidades Banderas, Boadella, Victoria Abril, Trueba, Almodóvar, Ara Malikian, Sara Baras, son tantos.

-¿Quien le falta por fotografiar que le haría mucha ilusión?

-Al Papa, como gran reformador de la Iglesia actual.

-Tampoco se puede olvidar la serie dedicada a La Habana. Ese fue un trabajo que fue un rotundo éxito y que tiene un libro impactante.

-Esta es la Habana de los viejos muros fue una joyita de libro fotográfico-poético, un libro fotográfico enriquecido con los maravillosos poemas del gran escritor cubano Alexis Díaz-Pimienta. Siempre estaré en deuda con ese maravilloso país, Cuba. Estoy preparando un segundo volumen.

-Imagino que de cara al futuro sigue trabajando. ¿Podrías contar qué proyectos tienes para el año 2022?

-Unos cuantos. Ya sabes que siempre estoy maquinando continuamente. Por lo pronto proyectar mi serie sobre la cuarentena fuera de nuestras fronteras.

-Rodrigo, eres profesor, pero me gustaría saber qué significa la fotografía para ti.

-Un medio de realización personal, al menos para mí. El poder atrapar un instante de la historia en una imagen le confiere a la fotografía, casi un valor mágico, satisfactorio e inquietante a su vez.

-¿Cómo fueron tus inicios en la fotografía?

-Fue en la Facultad de Bellas Artes en Sevilla donde elegí la asignatura de fotografía. Ahí fue donde realmente empecé a entender el proceso, así como trabajar positivando en el cuarto oscuro rodeado de químicos y papeles baritados…

-Recuerdas la primera máquina que tuviste y la primera imagen que captaste.

- Recuerdo que fue a través de una camarita pocket instamatic de Kodak que me regaló mi padre cuando estuve de jovencito en Francia de vacaciones.

-Como creador la escultura también forma parte de tu vida. ¿Te consideras un artista polifacético?

-Eso dicen de mí. Reconozco que cualquier disciplina para expresarse creativamente son válidos, y me siento cómodo interviniendo artísticamente ya sea con la fotografía, la pintura, escultura…o la música. Lo importante es tener esa necesidad de crear, de modificar el entorno, embelleciéndolo, o por la simple necesidad de expresar algo nuevo.

-¿Qué música es la que mas te gusta escuchar Rodrigo?

-Vangelis, Hans Zimmer, Danny Elfman…

-Se que admirabas al maestro Pérez Siquier. Su muerte sé que te afecto. Genios así no se repiten tan fácilmente. ¿Qué piensas?

-Difícil es pensar en el buen amigo y maravilloso Maestro Carlos, sin emocionarse. Siempre le estaremos en deuda. Fue innovador hasta el último minuto. Tenemos en él a nuestro gran referente. Un gran fotógrafo y una gran persona. Lo llevaré siempre en la retina y en el corazón.

-¿Qué esperas de la vida, Rodrigo? ¿Cómo ves el futuro?

-Uno siempre espera que lo mejor está por venir, pero creo, que mientras tanto tenemos que aprender a disfrutar de las cosas buenas que tenemos y a valorarlas en su justa medida.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios