Cultura

Taxonomía extremeña

  • El tocaor extremeño Perico el de la Paula se transforma en esta obra en fino analista de los cantes de su tierra

La idea de este libro es una clasificación exhaustiva de estos dos estilos, tal y como se presentan en la región extremeña. En este sentido sigue la filosofía de otras propuestas clasificatorias en la estela mairenista como los Soler hicieron para seguiriyas y soleá, Pepa Sánchez para la soleá de Triana, Los Rocieros para los fandangos de Huelva y Diego Clavel para las malagueñas. Es decir, recoger todas las variedades melódicas, aunque para el aficionado medio este intento clasificatorio sea oscuro, difícil, como distinguir todos los matices de blanco que ve un esquimal.

Las variantes de tangos, todos ellos de la Plaza Alta de Badajoz, que propone Juan Pedro López son los de Porrinas de Badajoz (cinco variantes), Ramón el Portugués (seis variantes), Juan Cantero y El Extremeño. A ellas hay que sumar otras 13 variantes sin atribución personal. Para esta minuciosa clasificación, el autor de este libro ha consultado todas las grabaciones efectuadas (desde las 30 en el estilo llamado primero de la Plaza Alta, hasta la única existente del estilo 5 de Porrinas de Badajoz o el 1 de Ramón el Portugués). Todos estos registros están cosignados, y de ellos se ofrece un breve ejemplo musical en el disco que acompaña a la obra. Se trata de registros de años comprendidos entre los 50 del siglo pasado y la actualidad.

Las descripciones musicales que lleva a cabo Juan Pedro López son de carácter divulgativo y están realizadas en los términos populares ( por ejemplo "al final del primer tercio hace una parada", o "hace un tirabuzón" o "hace una caída" o "hace una floritura") popularizado por el libro Mundo y formas del cante flamenco. La clasificación, por supuesto, da argumentos a las paternidades ofrecidas y trata de diferenciar elocuentemente los tangos extremeños de los granadinos. Así pues, aunque la obra está emparentada con la titulada Jaleos y tangos firmada por Eulalia Pablo Lozano hace dos años, aumenta considerablemente el número de variantes melódicas: Pablo Lozano propone diez variantes melódicas de tangos, mientras que el número se amplia aquí a 26, sin contar los interpretados en portugués. Respecto a los jaleos, Pablo Lozano propone 6 variantes melódicas en tanto que lo que aquí se propone supera la veintena de variantes.

En su análisis de la discografía por jaleos se remonta el autor a 1922 y Bernardo el de los Lobitos, para seguir luego con el análisis de grabaciones de Carmen Amaya, etc., y por supesto, de los intérpretes de la tierra: Porrinas de Badajoz, Ramón el Portugués, Guadiana, Indio Gitano, Juan Cantero, El Extremeño, Marelu y Kaita. Destaca la importancia de la familia de los Verdinos en la transmisión y fisonomía actual de los jaleos.

Etiquetas

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios