Cultura

'Teatro para un instante' representa dos entremeses de Cervantes en la Alcazaba

  • El tercer recinto acoge los días 21, 22, 23, 28, 29 y 30 de julio la puesta en escena de las obras 'El viejo celoso' y 'La cueva de Salamanca', actividad que llega de la mano de la Consejería de Cultura

La Alcazaba constituye un marco incomparable para llevar a cabo representaciones teatrales, que en este espacio, cuentan con gran acogida por parte del público como quedó de manifiesto el pasado verano 2008.

La actividad, que tendrá lugar las dos últimas semanas de julio, se estructura en 6 sesiones de martes a jueves. La función comenzará a las 21.30 horas.

La obra que se va a representar es: Los entremeses de Cervantes: El viejo celoso y La cueva de Salamanca. Piezas con las que Cervantes se adentra en el ambiente costumbrista que ya había retratado en sus Novelas ejemplares, trasladando a esos personajes populares a las tablas de los corrales de comedia.

En ambas piezas se trata el tema de la infidelidad conyugal en tono de farsa intrascendente. El marido burlado se pinta lo bastante necio como para que el engaño pase y sea recibido sin asomo de sentimiento. Una sola puesta en escena sirve para presentar los dos entremeses, unidos entre sí por una canción.

Una misma temática, el amor, y un personaje, Cristinica, presente en las dos piezas, nos permite establecer una ligazón suficiente entre las dos historias, como para que se puedan presentar juntas.

El viejo celoso es una obra en la que se preludia lo que será tan frecuente en la Comedia dell Arte. Un divertimento teatral acompañado de cante y baile. Este entremés trata un tema sobre lo avariciosa y celoso que puede llegar a ser un hombre.

La escena se desarrolla en las casa de Lorenza, que está casada con un viejo que no la deja salir ya que tiene miedo de que se enamore de otro o de que cualquier otro hombre la vea, pero a su vez tiene a una criada que es su sobrina, Cristina.

Por su parte en "La cueva de Salamanca" se ironiza sobre la vida universitaria y el saber rural. Se trata de una sátira sobre el adulterio que tiene como protagonistas a Prudencio y su esposa Leonarda, una mujer en apariencia prudente y juiciosa, pero que de puertas para adentro es retorcida y libidinosa.

Los matrimonios de conveniencia entre jovencitas y viejos, la picaresca de los estudiantes, la fidelidad de las esposas, la habilidad de sacristanes y rapistas en el oficio de la seducción, las supersticiones y creencias, toda una colección de vicios y usos sociales de la época serán puestos en solfa por Cervantes en esta obra maestra del engaño que es La cueva de Salamanca.

En los entremeses Cervantes despliega todo su sentido cómico y burlesco. Se parodian temas y motivos serios con un lenguaje ligero: Propio de las figuras que en ellos se introducen.

Este entremés ya lo montó Lorca con su compañía La Barraca y para este montaje se han rescatado los bocetos originales de vestuario que él mismo diseñó, gracias a la colaboración del Patronato Federico García Lorca de Fuentevaqueros.

Etiquetas

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios