Cultura

'La Tumbona' de Manuel Domínguez se suma al paisaje del Paseo Marítimo

  • El alcalde, Ramón Fernández-Pacheco inauguró ayer por la tarde la nueva obra, que se ubica a la altura de la calle San Miguel en El Zapillo

Ramón Fernández-Pacheco junto a Carlos Sánchez, Manuel Domínguez y Carmen María Martínez. Ramón Fernández-Pacheco junto a Carlos Sánchez, Manuel Domínguez y Carmen María Martínez.

Ramón Fernández-Pacheco junto a Carlos Sánchez, Manuel Domínguez y Carmen María Martínez. / diario de Almería

A un lado la playa y el Mar Mediterráneo. Al otro, un escaparate hacia el arte escultórico. El alcalde, Ramón Fernández-Pacheco, inauguró ayer por la tarde la segunda de las esculturas que pasan a formar parte de la oferta artística que se está forjando en el Paseo Marítimo Carmen de Burgos, concurrido todo el año de almerienses y turistas.

Tras El Acróbata, la nueva escultura se llama La Tumbona, también de Manuel Domínguez Velázquez de Castro, y está realizada en bronce patinado, con dos metros y medio de largo y su compra ha supuesto una inversión de 45.000 euros. La obra representa a una persona, intencionadamente de dimensiones desproporcionadas, que lee tranquilamente en el atardecer de una ciudad soleada como es Almería.

El alcalde de Almería, Ramón Fernández-Pacheco, afirmaba que "ésta es la vía por la que posiblemente más almerienses pasean. Este espacio, que ya es bonito de por sí, ganará enteros con las dos esculturas de Manuel Domínguez, y en este caso, 'La Tumbona', representa algo muy nuestro, venir a la playa, coger un buen libro y disfrutar de la playa de Almería". Añade el alcalde que "la compra de esta nueva escultura queda enmarcada en el Plan Municipal de Esculturas que el Área de Cultura retomó el año pasado y que, cada año, pretende ir adquiriendo una obra de arte que, al alcance de todos los ciudadanos, sirva de elemento embellecedor y atracción turística. Que el Paseo Marítimo, además de ser un excelente lugar para pasear y disfrutar de nuestra playa y nuestro mar, también tenga el complemento del arte".

Situada a la altura de la calle San Miguel, consta de dos piezas, personaje y tumbona. El autor muestra su visión más personal y se toma la licencia de no representar a una persona proporcionada, "al igual que en 'El Acróbata' amplificaba la fuerza de las manos, aquí la placidez y la calma de la tumbona se acrecienta con la proporción de la barriga. La inspiración me vino de ver esa estampa casi diariamente en la playa, por lo que su integración dentro del Paseo Marítimo es plena", asegura el artista.

El alcalde y el artista estuvieron ayer acompañados del concejal de Cultura, Carlos Sánchez, y numerosas personas que se acercaron a contemplar la nueva obra. Además, los viandantes comenzaron a realizarse fotografías, algunas con un libro, pues la obra, además de arte, invita a la lectura. Manuel Domínguez afirma que "es una invitación a la lectura en la playa, a la placidez y relajación". Una obra realizada en bronce fundido, y son dos piezas soldadas en una misma, la tumbona y el bañista.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios